Cómo trabajar de dietista-nutricionista

Y ahora que

Son muchos los compañeros que vista la situación económica actual se plantean el autoempleo como salida laboral. Al principio es normal sentirse perdido y no saber qué pasos o trámites seguir. En mi caso, no me considero una experta, ni mucho menos. Pero el tocar muchas puertas y la acumulación de errores me han ayudado a coger experiencia y me hubiera gustado que en su momento alguien me ayudara o al menos facilitara las cosas.

Por todo esto se me ha ocurrido escribir una serie de artículos en los que espero dar algunas ideas y sobre todo resolver dudas acerca de lo que hacer cuando elegimos trabajar por cuenta propia. Y es que yo sigo una máxima, con esfuerzo e ilusión todo se consigue.

Nota: y si piensas irte al extranjero, consulta este artículo sobre cómo trabajar de dietista en UK.

Primer paso, he acabado la carrera ¿Y ahora qué?

Publicidad

Que la situación laboral está complicada no hace falta ni mencionarlo, así que lo de terminar la carrera, realizar entrevistas, encontrar tu primer empleo y ascender en la misma empresa durante toda la vida ahora solo se ve en las películas.

La realidad es que nos encontramos con que hemos terminado, no hay ofertas de empleo, y las pocas que hay son un atentado a la dignidad laboral, así que si después de enviar 30 currículos al día sin respuesta te das cuenta de que no es tan sencillo, no te vengas abajo y cambia el chip.

¡NO TE PIERDAS!:  ¿Se necesita un cambio cultural para evitar el hambre en el mundo?

El primer error de un recién diplomado /graduado en casi cualquier materia es pensar que por el hecho de haber estudiado una carrera lo sabes todo, luego llegas al mundo laboral-real y te das cuenta de que: 1. Realmente no tienes ni idea, 2. Te toca hacer cosas para las que no estabas preparado y 3. Hay gente sin titulación realizando tu trabajo (y algunos hasta lo hacen bien). Podríamos hacer otro artículo sólo de “errores comunes” en los que todos, o casi todos hemos caído, pero eso forma parte del aprendizaje y te tienes que dar cuenta por ti mismo.

Así que aquí van unos consejos prácticos para encauzar esos duros inicios:

1.- Sigue formándote: Esto es de cajón, si quieres continuar creciendo profesionalmente hay que especializarse y actualizarse constantemente. No pienses que por terminar la carrera ya has aprendido un “oficio” y solo tienes que desempeñarlo durante el resto de tu vida. La ciencia no funciona así. Incluso algunas “verdades absolutas” que aprendiste durante la carrera luego te das cuenta de que son más que cuestionables.

Está claro que un máster o postgrado que sería lo ideal no está al alcance de todo el mundo, menos si no estás trabajando, pero hay infinidad de cursos, ponencias, talleres mucho más asequibles o gratuitos a los que se puede acudir. Eso sí, sé crítico, busca, compara, conoce a los ponentes y si crees que vale la pena,  apúntate.

¡NO TE PIERDAS!:  Dra. Rosa Maria Raich Escursell: "La base de las fortunas que se acumulan en el negocio de la belleza está en crear insatisfacción"

Otra opción muy válida es la autoformación, es decir, leer bibliografía científica, libros, manuales, todo lo que te pueda interesar y esté actualizado.

2.- Asóciate: Si tu comunidad autónoma tiene asociación o colegio profesional es aconsejable entrar a formar parte. Es una buena forma de estar al tanto de las novedades de la profesión, organizan muchos eventos formativos y suelen tener bolsa de empleo.

3.- Establece relaciones profesionales: Participa en las redes sociales, visita webs, lee blogs, participa, pregunta dudas. En España hay muy buenos profesionales llevando a cabo muy buenas ideas, conócelos. Quizás te sirva para dar forma a tu propia idea pero, sobre todo, el darte cuenta de que no estás solo y hay muchos compañeros peleando por sacar sus proyectos adelante.

4.- Crea tu propia marca profesional: Si el trabajo no llega a ti, tendrás que salir a buscarlo.

Lo primero es darse a conocer: un blog, perfiles en las redes sociales o incluso una web personal. Seguro que tienes muchas ideas que aportar, que no te de miedo comenzar. Interactúa con otros profesionales. O simplemente hazte tarjetas de visita y repártelas entre amigos y familiares. El caso es ir creando tu pequeña cartera de clientes.

Visita diferentes centros, gimnasios, farmacias, colegios, asociaciones, lo que se te ocurra. Ofrece tus servicios para realizar prácticas, organizar talleres, charlas formativas, etc. Te sorprendería cuanta gente está interesada en aprender  temas relacionados con la alimentación. ¿Quién mejor que un profesional de la nutrición para llevarlo a cabo?

¡NO TE PIERDAS!:  La remuneración económica de dietistas registrados y ayudantes de dietética en Reino Unido

Lo importante es ir cogiendo experiencia y soltarse.

Y por último… si ya tienes una idea y crees en ella. ¡Emprende! Establece un proyecto, busca financiación y adelante. Pero de eso hablaremos en el próximo artículo.

(Si tienes cualquier duda o alguna sugerencia para tratar en los próximos artículos deja un comentario).

 

Enlaces que te pueden servir de ayuda:

Formación:

http://www.ofertaformativa.com/

http://www.mastermas.com/

http://www.cursosinem.es/

Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN)

http://www.aedn.es/

Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD)

http://www.fesnad.org/

http://www.addinma.com/Tema.asp?t=2&st=15

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

14 COMENTARIOS

  1. Ya están las cosas suficientemente jodidas como para encima sumar desde la profesión dramatismo con la pasividad.

    Una cosa es estar desempleado, y otra cosa es estar parado. Y lo segundo no podemos estar nunca.

  2. Bravo Bárbara! muy buen artículo! Como dice Aitor, no hay que pararse, jamás!! Las cosas no son fáciles después de la carrera, pero ahí es cuando empieza la “carrera” de verdad, así que hay que entrenarse cada día! Y si me permites añadir un consejo más que no comentas, pero que en mi experiencia me ha venido de perlas… los idiomas y especialmente el inglés! 🙂 Besets! Raquel

  3. Hola,genial el post! pero tengo una duda respecto a lo de ir a colegios a dar charlas…¿es necesario ser autónomo para ello?
    Muchas gracias!

  4. Duda importante…. y si un graduado/a en nutrición humana y dietética quiere trabajar el restauración colectiva (hospitalaria, o del tipo que sea), ¿debe seguir formándose o ya está preparado para ejercer en ese ámbito? Lo digo porque hoy en día, la mayoría de universidades que imparten el grado en NHyD se centran mucho en la nutrición clínica, que está muy bien y es muy interesante, pero que actualmente tiene muy pocas salidas para nosotros, y sin embargo, se quedan bastante “cojas” en el ámbito de la restauración colectiva (la damos dentro de una única asignatura que apenas tiene peso dentro de la carrera). Es decir, ¿cómo se forma un “dietista administrativo”? Creo que es una pregunta que no se resuelve en las Universidades ni de lejos. ¿Nos debemos seguir formando?

    Gracias de antemano, el post está muy bien!

    Saludos!

  5. Muy buen Post! Para nosotros es fundamental el primero de los consejos: seguir formándose. Con ello te garantizasientes estar actualizado en tus estudios, y con ello tener más posibilidades de conseguir trabajo. Un saludo.

  6. Muy buen Post! Para nosotros es fundamental el primero de los consejos: seguir formándose. Con ello te garantizas estar actualizado en tus estudios, y con ello tener más posibilidades de conseguir trabajo. Un saludo.

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.