Dietas de Tupper

Dietas de Tupper

dieta tupper
dieta tupper
Dietas de Tupper

Suena el despertador y nos levantamos con el tiempo justo para ducharnos y salir “pitando” hacia el trabajo sin haber desayunado apenas porque se nos hecha el tiempo encima. Una vez allí, la mañana transcurre entre ordenadores, reuniones, compromisos… hasta que llega la hora de comer. En ese punto nos debatimos entre multitud de  opciones: menú rápido en el bar de al lado, bocadillo delante del ordenador, triste tupper (que nos hemos preparado el mismo día o la noche anterior con una ensalada de lechuga, tomate y un poco de atún para darle color) o, en el peor de los casos, no comer y esperar a llegar a casa para agarrar cualquier cosa que haya en la nevera.

Pero, ¿cuál de estas opciones es la más saludable? ¿Realmente nos sentimos saciados y satisfechos cuando comemos en la oficina? ¿Es posible realizar una dieta equilibrada comiendo fuera de casa cada día?

Está claro que lo más cómodo es optar por el menú o el bocadillo y, sí, da pereza llevar el tupper porque en muchas ocasiones no tenemos tiempo de prepararlo. Pero esta situación se pueden evitar si aprendemos a organizar menús completos, optimizando al máximo nuestro tiempo. Además, el hecho de llevarse la comida al trabajo nos puede suponer algunas ventajas respeto a nuestra salud, nuestro rendimiento y nuestra economía.

Así pues a continuación nombraré una serie de recomendaciones para llevar a cabo menús saludables aptos para hacer frente a las necesidades diarias de nutrientes.

Los básicos

Hay ciertos alimentos que deberíamos tener siempre presentes en la nevera o en nuestra despensa para que la elaboración de la fiambrera nos sea más fácil:

  • Bolsas de ensalada preparadas: imprescindibles en todas las comidas ya que además de aportar vitaminas minerales y fibra, su ingestión favorece la sensación de saciedad
  • Tomate “cherry” y  espárragos en conserva: ideales para complementar la ensalada
  • Verduras y hortalizas: se pueden tener preparadas en forma de pisto (calabacín, cebolla, zanahorias, berenjenas), hervidas (menestra) o al horno el día anterior. En todo caso también podemos optar por consumir verduras en forma de purés que podemos llevar en tarros herméticos individuales
  • Garbanzos o lentejas cocidas: se pueden añadir a la ensalada o acompañar de verduras obteniendo así un plato completo
  • Arroz y pasta: se pueden cocer el día anterior y guardarlas en la nevera
  • Atún en aceite o al natural: fuente de proteínas y de ácidos grasos w3, se puede añadir a la ensalada minutos antes de salir de casa!
  • Huevos cocidos: son un comodín ideal para potenciar la proteína en las ensaladas
  • Pescado y marisco: aunque hay poca tendencia a incluir el pescado en las fiambreras, se recomienda consumirlo por lo menos en las cenas en casa. Sin embargo se pueden añadir unas gambas salteadas o palitos de cangrejo o carpaccios (de bacalao, por ejemplo) a nuestra ensalada para completar el menú.
  • Carnes: el pollo y el pavo a la pancha se pueden incluir en las ensaladas o cocinarlos al horno con verduras obteniendo así un plato completo. Por otro lado la ternera se puede consumir en forma de albóndigas con verduras o de carpaccio acompañando la ensalada
  • Fruta y yogures: además de utilizarlos como postre, se pueden consumir como tentempié a media mañana o por la tarde para equilibrar la alimentación a lo largo del día y evitar “atracones” indeseados al llegar a casa.

Planificiación

Organizar las comidas de la semana es una tarea a la que no estamos acostumbrados, sin embargo hay ciertas reglas que debemos tener en cuenta para elaborar un menú equilibrado:

  1. Incluir ensaladas, verduras u hortalizas en cada comida
  2. Combinar estas verduras o ensaladas con una ración de proteína animal (carnes, pescado, huevo) o de legumbre (una vez a la semana)
  3. Completar los dos grupos de alimentos anteriores con una pequeña ración de arroz, pasta o patata
  4. Incluir todos estos grupos de alimentos en un mismo recipiente en forma de plato único para facilitar el transporte de la fiambrera
  5. No olvidar el postre ya sea a base de lácteos (yogurt) o una pieza de fruta

Si tenemos en cuenta todas estas recomendaciones, la hora del tupper va adquirir una nueva dimensión.

¡Salud!

Links de interés

http://europe.aladdin-pmi.com/

http://www.tupperware.es/xchg/es/hs.xsl/26.html

http://www.labutxaca.cat/ca/llibre/dinars-de-taper_12023.html

http://www.lavanguardia.com/vida/20100911/53999347883/tuppers-por-conviccion.html

 

7 COMENTARIOS

  1. Muy interesante lo q cuentas, a veces la vaguitis y en otras que nos pensamos que es mucho follón, nos impiden pensar q la mejor manera de comer saludablemente es preparandote la comida tu mismo. Tomo nota e intento poner en práctica tus consejos.

  2. Yo tengo exactamente los problemas que comentas cada día a la hora de comer en el trabajo. Ahora hace tiempo que gestiono un poco mejor mi comida diaria tal como lo explicas y a veces voy una vez por semana a comer de menú siempre compensando con el resto de comidas de tupper de la semana. Y me va muy bien!

  3. La lista que sugieres de los bàsicos està muy bien,tomo nota sobretodo para tener en cuenta a la hora de planificar la compra,los que trabajamos y nos llevamos tupper a veces no tenemos lo adecuado en la nevera o la despensa ,
    Puedes aportarnos algúnos menús algo mas elaborados para preparar el fin de semana, poderlo congelar y que también sea como plato único, equilibrado y sano para llevar en el trabajo?

  4. Me parece muy útil este artículo para los que nos cuesta planificar nuestras comidas diarias. Es muy difícil encontrar una comida equilibrada y ligera de menú para poder afrontar el resto de la jornada de trabajo sin “empachos”. Seguiré tus consejos.

  5. La verdad es que la pereza y la falta de ideas es lo a veces o casi siempre es el fallo que tenemos todos.La verdad que con tus consejos parece muy fácil, rápido y práctico. Son las tres cosas que se suele buscar cuando estas todo el día fuera de casa!!!!
    Tomaré nota y muchas gracias!!!

  6. Hola, yo os recomiendo los guisos de carne con bien de verduras para que sean plato único, se conservan en perfecto estado congelados y permanecen sabrosos y jugosos. (Por ejemplo albóndigas con verduras, lasagna, redondos…). Yo cocino los domingos 8 tapers y los congelo. Si solo es carne, me llevo una ensalada (es lo único q preparo por la mañana). En mi caso no soy partidaria del postre, sino de las 5 comidas, así q me llevo un yogur para media mañana, y pavo para la tarde. Y siempre tengo café en la oficina. Es fácil cuidarse, solo hay q organizarse un poco.
    Saludos

¡Déjanos un comentario!