InicioControl del pesoAdelgazamientoTratamientos para la obesidad y el sobrepeso

Tratamientos para la obesidad y el sobrepeso

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “más de la mitad de personas que viajan ahora dentro de un mismo avión tienen sobrepeso u obesidad”. La OMS afirma que el 59% de los adultos de la región europea viven con sobrepeso u obesidad, siendo España, uno de los países con más incidencia; cifra alarmante y que no para de crecer. En este artículo hablaremos de esta patología y también de sus posibles tratamientos.

¿Qué se considera obesidad?

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo de una persona, pudiendo llegar a representar un riesgo para su salud física, emocional y social.

La obesidad es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta directamente a nuestra salud, aumentando, entre otros, el riesgo a padecer algunas de las enfermedades que causan más muertes en España: enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes.

El IMC (índice de masa corporal) es una herramienta que relaciona el peso corporal y la talla de una persona, y que junto a otros datos que usamos las nutricionistas (hábitos de alimentación, estilo de vida e historia clínica), nos ayuda a orientar su estado de salud y el grado de sobrepeso u obesidad, porque existen diferentes grados de obesidad.

La OMS define el sobrepeso en adultos cuando el IMC es igual o superior a 25 y define la obesidad cuando el IMC es igual o superior a 30. Aunque, a la práctica, para valorar un posible sobrepeso hay que valorar más parámetros, como por ejemplo la complexión. 

En el caso de los niños, es importante tener en cuenta su edad, sus hábitos de alimentación y estilo de vida, y valorar la evolución de sus percentiles de talla y peso según las curvas de crecimiento. 

¿Por qué España es uno de los países con más sobrepeso y obesidad?

El crecimiento exponencial de sobrepeso y obesidad en España es debido principalmente al entorno en el que vivimos, un ENTORNO, sin duda, ¡OBESOGÉNICO!, en el que encontramos:

  • Un bajo consumo de alimentos vegetales, frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, etc. 
  • Una industria alimentaria que juega en nuestra contra. Se enriquece creando sustancias comestibles y muy accesibles; alimentos llenos de azúcar, grasas no saludables y sal; que suelen ser bombas calóricas, y que, además, no nos nutren, maleducan a nuestro paladar y pueden alterar nuestro microbiota intestinal (galletas, chocolates, bollería, patatas chips, cereales de desayuno, bebidas azucaradas…).
  • Una mala interpretación de frases como:comer de todo es saludable, cuando la realidad es que, comer de todo no es bueno para nuestra salud. Así lo dicen las guías de alimentación cuando recomiendan, por ejemplo: “disminuir al máximo el consumo de productos y bebidas azucaradas”, “evitar añadir azúcar a los alimentos y bebidas” y “evitar comprar y consumir de forma habitual alimentos ultra procesados”. 

La realidad es que, cuantos más productos ultraprocesados, bebidas azucaradas y alcohol, peor. 

  • Una educación nutricional a base de márqueting y publicidad: dibujos en las etiquetas y frases en el etiquetado como: “rico en fibra”, “energía durante toda la mañana” “rico en vitamina C” y “reducen activamente el colesterol”.
  • El uso de terminología como: superalimentos, ecológico, etc. Y charlatanes que aseguran, por ejemplo, que un batido verde desintoxica el organismo. Un tsunami de mensajes contradictorios y erróneos que hace que estemos más preocupados de tomar un batido detox cada día para depurar el organismo, que de cambiar esos hábitos que no son saludables para nuestro cuerpo y que están relacionados directamente con el sobrepeso y la obesidad. 
  • Una constante hipnotización por las pantallas. Anuncios en plataformas como YouTube, millones de series y películas en Netflix donde solo se bebe alcohol y bebidas azucaradas. Además, las pantallas pueden llegar a formar parte de las comidas de muchas personas: trabajar delante del ordenador o viendo una serie delante del televisor. Conductas que nos hacen comer más rápido, sin ser conscientes y sin prestar atención a los alimentos. 
  • Un sedentarismo normalizado, uso alarmante del choche u otros vehículos y una poca o nula actividad física. Disminuye considerablemente el gastro energético diario y afecta directamente a nuestra salud.  
  • Y una presión social que considero malsana, que puede perjudicar nuestra salud emocional y que puede favorecer la ingesta de productos que no son saludables.

tratamientos obesidad y sobrepeso

¿Qué tipo de tratamientos para el sobrepeso y la obesidad existen?

El tratamiento principal para el sobrepeso y la obesidad es mejorar la salud general de cada paciente cambiando hábitos nutricionales y de estilo de vida. En la consulta, las dietistas-nutricionistas estamos especializadas en este tipo de tratamiento nutricional, que se basa en:

  1. Cambios dietéticos que ayudan a tener una alimentación saludable y equilibrada y que nos permite bajar de peso de manera controlada y progresiva.
    Se trabaja con una pauta nutricional en la que se plantea un déficit calórico según el gasto energético de cada persona, adaptada a sus patologías y preferencias, y sin poner en riesgo su salud.
    Se potencia el consumo de vegetales, frutas, proteínas vegetales cómo las legumbres, animales (pescado, huevo y carnes magras), cereales integrales y grasas saludables; siempre y cuando no haya alguna contraindicación.
    La pauta nutricional debe ser personalizada y adecuada a cada situación, es por eso que recomiendo un seguimiento periódico. 
  1. Aumento de la actividad diaria y de la actividad física o el deporte. Contribuye a mejorar el estado de salud de la persona y a bajar de peso.  
  2. Cambios progresivos en el estilo de vida: nos preocupamos de los hábitos de sueño, sustancias toxicológicas, la respiración, horarios, estrés y otras situaciones a tener en cuenta. 
  3. Acompañamiento durante el proceso y apoyo psicológico por un profesional titulado si el tratamiento lo requiere. 

Cuando el seguimiento adecuado de las pautas dietéticas no va acompañado de una respuesta terapéutica aceptable, tu médico puede llegar a prescribir algún medicamento que acompañe el tratamiento nutricional. 

Tratamientos endoscópicos o quirúrgicos, son intervenciones que se reservan para casos de obesidad extrema, cuando los otros tratamientos con asesoramiento no han funcionado.  

Dietas para adelgazar no recomendables y potencialmente peligrosas

En consulta, aproximadamente el 70% de los pacientes han seguido alguna vez una dieta. Dietas que suelen ser muy restrictivas, con productos que sustituyen o completan sus comidas, que tienen alimentos saludables prohibidos y muchas veces mal planteadas.

Actualmente, podemos encontrar cientos de dietas solo buscando en internet, aunque puede ser que no sean las idóneas y hasta pueden llegar a perjudicar nuestra salud física y/o emocional.
Recomiendo desconfiar de:

  • Dietas que prometen resultados muy rápidos en poco tiempo.
  • Dietas o consejos que no tienen evidencia científica. Dietas que encontramos en internet que no son de una web de nutricionistas colegiados o de una web asesorada por nutricionistas. 
  • Dietas y productos que prometen milagros. Batidos détox, barritas que sustituyen comidas principales, pastillas, etc. 
  • Ayuno intermitente mal planteado sin asesoramiento de un profesional.
  • Dietas restrictivas, que suelen ser muy bajas en calorías y que además tienden a prohibir alimentos saludables, como puede ser: el plátano, la calabaza o el arroz y la pasta).
  • Dietas que nos hacen pasar hambre y hasta producen cansancio o irritabilidad. 
  • Dietas que no están personalizadas.

¿Qué puedes hacer para prevenir el sobrepeso y la obesidad?

El sobrepeso y la obesidad, mayoritariamente, se puede prevenir. Ser consciente de la situación, informarse y asesorarse, puede ayudarnos a reprogramar nuestra alimentación y nuestro estilo de vida. 

Fuente: Agència de Salut Pública de Catalunya (ASPCAT)

La Generalitat de Catalunya tiene una guía que se llama: “pequeños cambios para comer mejor” y considero que es una buena manera de empezar con la prevención del sobrepeso y la obesidad. “Pequeños cambios” nos aconseja que alimentos y conductas debemos potenciar, cuales mejor cambiar y que alimentos y ingredientes es importante disminuir. 

MÁS: Frutas y hortalizas, legumbres, frutos secos, vida activa y social.

CAMBIAR A: Agua, alimentos integrales, aceite de oliva virgen, alimentos de temporada y proximidad.

MENOS: sal, azúcares, carne roja y procesada, y alimentos ultra procesados.

En la página de salud pública de la Generalitat podréis encontrar la guía completa “pequeños cambios para comer mejor”.

Conclusiones

El sobrepeso y la obesidad están presentes en nuestra sociedad y es tan importante el TRATAMIENTO como la PREVENCIÓN, es por ello que considero que es cosa de todos y no solo de los que lo padecen.   

Recomiendo que el tratamiento nutricional siempre se haga bajo las indicaciones y la supervisión de una dietista – nutricionista. Además, cada vez hay más expertos con másters y especializados en obesidad y sobrepeso.  Su seguimiento, te ayudará a adaptar la dieta a tus circunstancias, hábitos, necesidades, preferencias y te acompañará durante todo el proceso. 

Comer bien no es solo un tratamiento para el sobrepeso y la obesidad, es una medida de prevención física, emocional y social para todos. “Si queremos que nuestros conocidos: familia, hijos y amigos, coman bien, primero tenemos que empezar a comer bien nosotros”. “Si queremos que nuestros conocidos: familia, hijos y amigos, hagan ejercicio, primero tenemos que empezar a hacer ejercicio nosotros”. 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

PIDE CITA CON UN NUTRICIONISTA

Reserva ahora tu visita con un dietista-nutricionista de Alimmenta mediante videoconferencia. ¡Comienza hoy mismo a cuidarte desde tu casa!

Sandra López
Sandra López
Soy graduada en Nutrición Humana y Dietética y estoy al frente de la consulta de Alimmenta en Mataró. También soy una apasionada del deporte y actualmente juego en el equipo de baloncesto AB Premià.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Efectos y riesgos del consumo de bebidas energéticas

El consumo de bebidas energéticas ha aumentado exponencialmente en las últimas décadas. En una época en la  que los perjuicios del tabaco y el...

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos

NUTRICIONISTA ONLINE

dietista nutricionista online

Recibe gratis en tu correo información sobre alimentación y salud escrita por dietistas-nutricionistas.

Su e-mail no será compartido nunca con terceros