InicioCocinaAlimentaciónEl consumo de carne... ¿culpable del cambio climático?

El consumo de carne… ¿culpable del cambio climático?

¿Cuánta carne consumes a la semana? Seguro que tienes idea de los efectos que implica para la salud el consumo exacerbado de carne. En caso contrario, en el post “¿Es saludable comer carne?” te lo recordamos. Sin embargo, ¿sabes lo que ello implica el consumo de carne para el medio ambiente? La producción de la carne que consumimos acarrea la sobreexplotación de acuíferos, la deforestación y el propio maltrato animal que la explotación ganadera conlleva. Además, contribuye significativamente al cambio climático.

¿Cuánto contamina el consumo de carne? 

Según datos de la FAO, el 14,5% de las emisiones mundiales de GEI (Gases de Efecto Invernadero) proceden directamente de la ganadería. Pues bien, este dato viene justificado en el Modelo de Evaluación Ambiental de la Ganadería Mundial (GLEAM) de la FAO.

GLEAM nos desvela que el sector ganadero contribuye significativamente al total de emisiones humanas de gases de efecto invernadero (GEI). Entre los GEI objeto de estudio, el metano (CH4) representa un 50% del total. A este le siguen el óxido nitroso (N2O) y el dióxido de carbono (CO2). Ambos muestran porcentajes similares, siendo éstos un 24% y un 26%, respectivamente.

El ganado vacuno es el mayor emisor de gases de efecto invernadero 

En lo que respecta a las emisiones por especies, el ganado vacuno es el mayor emisor de gases de efecto invernadero. Representan el 62% de todas las emisiones. En el caso del ganado porcino, las aves de corral, los búfalos y los pequeños rumiantes, se dan menores niveles de emisión de gases de efecto invernadero. Estos representan entre el 7% y el 11% de las emisiones totales. Cuando hablamos de emisiones nos referimos a las emisiones atribuidas a productos comestibles y a servicios como el transporte o la producción de otros bienes

El sector ganadero como responsable de la deforestación

Por su parte, en cuanto a las dietas animales, GLEAM revela que el sector ganadero consume anualmente 6000 millones de toneladas de alimentos. Esto engloba un tercio de la producción mundial de cereales. ¡Es una barbaridad! y es lo que explica la desforestación de la que hablábamos al principio. Con todo ello, solo el 4% de la ingesta animal se compone de derivados de la soja, cuya producción en ocasiones resulta un factor clave en el cambio de usos de suelos.

La producción de carne y de leche son las más contaminantes 

Procediendo a exponer las emisiones de gases de efecto invernadero por producto, la carne junto a la leche de ganado vacuno son los productos responsables de la mayor parte de las emisiones. Le sigue la carne de porcino, la carne de búfalo, y la carne y la leche de pequeños rumiantes (respectivamente), dejando en último lugar en cuanto a emisiones la carne de aves.

Por último, cabe mencionar que GLEAM también identifica tres grandes áreas de emisiones a lo largo de las cadenas de producción. Es decir, el Modelo nos revela en qué puntos exactos de la cadena de producción de la carne se producen estas emisiones. Los puntos más notorios son la alimentación del ganado (producción de piensos, cambios de usos del suelo) y la fermentación entérica que lleva a cabo el propio animal. Esta es responsable del 44% de las emisiones derivadas de este sector.

¿Qué conclusiones podemos sacar?

Con esta información, la pretensión no es eliminar la carne de nuestra dieta. Debemos abogar por un consumo responsable y sostenible, haciendo uso de la enorme oferta de alimentos de la que disponemos. A menor demanda de carne, menor será la producción intensiva. Por tanto, menores serán estas cifras de emisiones de GEI. Apostemos por un consumo de carne moderado y de ganadería extensiva y sostenible. Además, esto también repercute en la calidad nutricional del propio producto final que es el que adquirimos los consumidores.

Finalmente, hablando de aportar al cambio climático, caminemos más y usemos menos el coche. ¡Apostemos por la salud! Tanto nuestra como del planeta.

Referencias bibliográficas

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Imágenes informativas recuperadas del sitio web de la FAO a fecha de enero de 2022. https://www.fao.org/gleam/results/es/

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Modelo de evaluación ambiental de la ganadería mundial, GLEAM. Resultados. Recabado en enero de 2022 de: https://www.fao.org/gleam/results/es/

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Soluciones ganaderas para el cambio climático (2018). Recuperado de: https://www.fao.org/3/I8098ES/i8098es.pdf

 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

PIDE CITA CON UN NUTRICIONISTA

Reserva ahora tu visita con un dietista-nutricionista de Alimmenta mediante videoconferencia. ¡Comienza hoy mismo a cuidarte desde tu casa!

Paloma Fortes
Dietista-Nutricionista. Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Granada (UGR). Actualmente curso un Máster en Nutrición Clínica, también por la UGR. Amante de la música, el deporte y, cómo no, de la nutrición. Aunque lo que siempre me gustó fue la nutrición deportiva, a lo largo del Grado empecé a desarrollar un mayor interés por la nutrición clínica y, especialmente, por los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Mi motor de actividad es promocionar una vida activa y una mayor consciencia de la repercusión que tiene la alimentación en nuestra calidad de vida. Estoy dispuesta a acabar con el tópico "dieta = sacrificio".

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos

NUTRICIONISTA ONLINE

dietista nutricionista online

Recibe gratis en tu correo información sobre alimentación y salud escrita por dietistas-nutricionistas.

Su e-mail no será compartido nunca con terceros