Propiedades nutricionales de la remolacha

Remolachas y crema preparada con esta hortaliza.

Entre las verduras y hortalizas que tenemos disponibles de forma habitual en el mercado, se encuentra la remolacha. La remolacha es la raíz grande y carnosa que crece en la planta del mismo nombre. Su color es entre rosáceo a violáceo y su sabor es dulce, debido a su contenido en azúcares.
Las variedades más importantes de remolacha son la forrajera (para alimentación animal) y la común o roja (como hortaliza). La remolacha roja está disponible en el mercado durante todo el año y se suele vender en manojos si es fresca, cocida o en conserva.

La remolacha fresca se ha de mantener en el frigorífico en una bolsa de plástico y así dura de dos a tres semanas. La remolacha cocida envasada al vacío, tiene la ventaja de aguantar hasta 4 meses y además ya suele ir pelada y lista para consumir.

En cuanto a la composición nutricional, la remolacha destaca por su elevado contenido en agua (89%) y en hidratos de carbono (6,7%). Es buena fuente de fibra y es rica en folatos, potasio y vitamina C, y en menos proporción de calcio y sodio. También es muy rica en betaina y betalaina, pigmentos responsables de su color morado.  

Beneficios de la remolacha

  1. Las verduras y hortalizas suelen ser útiles en las dietas de control de peso. La remolacha lo es, debido a su moderado valor calórico y a su contenido en fibra, ya que proporciona una mayor sensación de saciedad.
  2. En el embarazo o en niños, gracias a su contenido en folatos, ya que en estas etapas de la vida aumentan los requerimientos de esta vitamina.  Los folatos son importantes a la hora de asegurar el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación. Su deficiencia provoca en el futuro bebé enfermedades como la espina bífida o la anencefalia.
  3. En la prevención de enfermedades, debido a la acción antioxidante que bloquea el efecto dañino de los radicales libres.
  4. Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico.
¡NO TE PIERDAS!:  La vitamina A: el nutriente que activa tus defensas

¿Cómo podemos incluir la remolacha en nuestra alimentación habitual?

La remolacha es muy versátil, puedes incluirla en tus en ensaladas, sopas, purés o batidos. Os comparto una receta de esas que siempre salen bien:

Sopa de remolacha

Ingredientes (2-3 raciones):

  • 200g de remolacha cocida
  • 50g de col lombarda
  • 40g de brotes de soja
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 tallos de apio
  • 1 tomate
  • 250ml de caldo vegetal
  • Zumo de limón
  • Eneldo seco
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración

Corta en tiras finas la col, la zanahoria, el apio y la cebolla.

En una cazuela con un poco de aceite de oliva, sofríe la cebolla. Añade la remolacha cocida y escurrida, la zanahoria, la col, el apio y los brotes de soja. Cocina a fuego lento unos 5 minutos, removiendo frecuentemente.

Pela y trocea el tomate, añádelo a la cazuela. Rehoga un minuto, incorpora el caldo vegetal, un chorrito de zumo de limón y un poco de eneldo. Salpimienta al gusto y cuece, a fuego medio, durante unos 40 minutos, hasta que las verduras estén tiernas.

 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí