Planificación de las comidas para una semana

Para llevar a cabo una alimentación saludable es imprescindible planificar los mmenús de cada día para que al completar la semana, hayamos incluido los diferentes grupos de alimentos en ella. Es importante planificarlo pues de no hacerlo, tendemos a improvisar comidas, muchas veces poco saludables, y obviamos muchos de los alimentos que consideramos imprescindible para una buena alimentación.

En nuestro menú semanal no pueden faltar hidratos, es decir las legumbres, el arroz o la pasta, patatas u otro tipo de cereales.

Las verduras estan presentes todos los días, tanto en la comida como en la cena. De esta manera completaremos las 5 raciones que se recomiendan junto a las frutas.

Y para completar los platos del menú, los alimentos protéicos como pescado, marisco, huevos o carne acompañaran al resto de alimentos.

Otra parte importante y que no sale reflejado en los menús es el aceite. Lo utilizamos para aliñar y cocinar practicamente todos nuestros platos, por ello debemos utilizar una cantidad adecuada que no exceda de nuestras necesidades.

El menú semanal está dirigido a toda la familia, tanto niños como adultos. La clave para que sea adecuado a cada uno estará en las raciones que se sirvan de los alimentos. Además podrán acompañarse de pan y el agua será la bebida de elección.

¡NO TE PIERDAS!:  Menú semanal

DEFINITIVA

 

 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

2 COMENTARIOS

  1. Yo os animaria a hacer un menú que no tuviera proteina de origen animal en las 14 ingestas principales semanales, cumpliendo además con recomendaciones de salud pública. Y siendo un menú más sostenible. ¿Qué os parece si os apuntáis al Lunes Sin Carne? por ejemplo.

    Los días que toca legumbre, no hay porque acompañarlas de gambas o huevo, por ejemplo.

  2. Yo voto sí. O, al menos, con opciones. En todos los menús que veo, para mi gusto, hay una sobreabundancia de proteína animal, cuando no de pescados que son insostenibles o que están en peligro de extinción. Por ejemplo, la merluza, el atún, los langostinos y el salmón están en la lista roja de Greenpeace.

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí