La naranja, fruta estrella del invierno

Si tuviéramos que asociar una fruta a la estación invernal, sin prácticamente duda alguna, la mayoría de nosotros pensaríamos en la naranja. Las naranjas son los frutos procedentes del naranjo dulce del género Citrus.  Es una fruta que, a parte de gozar de su mayor esplendor en cuanto a sabor y calidad del fruto en esta época del año, se vincula con la posible mejora de estados catarrales, aunque no existen estudios científicos que corroboren este hecho. Lo que sí se ha observado durante años en diversos estudios, es que parece ser que los resfriados comunes duran menos en grupos de población que consumen suplementos de vitamina C, así como deportistas de alto nivel que realizan sus entrenamientos en ambientes fríos.

Valoración nutricional

Es una de las frutas con menor contenido calórico en su composición total, ya que posee una gran cantidad de agua. Entre los principios inmediatos a destacar, hay que mencionar sin duda alguna a la vitamina C. Pero como curiosidad, me gustaría apuntar, que a pesar de ser conocida por todos como la fruta más rica en esta vitamina, no estamos en lo totalmente correcto, sino que son las fresas o las frambuesas,las frutas que más contenido en ácido ascórbico poseen.

La vitamina C interviene en la formación de colágeno, presente en los tejidos de dientes y huesos. También favorece la absorción de hierro a nivel intestinal.

¡NO TE PIERDAS!:  El espejo subjetivo: ¿Qué es la imagen corporal?
Publicidad

Entre los micronutrientes, tiene gran contenido en ácido fólico o vitamina B9, calcio, magnesio y potasio, este último le otorga ciertas características diuréticas.

En cuanto a las propiedades antioxidantes que se le adjudican, los responsables de ello son diferentes ácidos orgánicos como el málico, cítrico u oxálico. Su color se debe a la presencia de b-caroteno, que aumenta la función inmunitaria y reduce algunas enfermedades infecciosas.

La naranja es una fruta muy rica en fibra, por lo que es muy recomendable consumirla si existe estreñimiento, ya que es una perfecta reguladora intestinal. Al ser fibra insoluble, ayuda a controlar los picos de glucemia y también a regular la saciedad, por lo que es estupenda para tomar como media mañana o merienda también en dietas bajas en calorías.

La tan sensible vitamina C

¿Cuántas veces habremos oído la típica frase de madre ‘hija, vamos bébete el zumo rápido que se le van las vitaminas’? y yo cuando era pequeña, me preguntaba a dónde se marcharían, no era capaz de entenderlo, de hecho me hacía gracia. Pero efectivamente, no se van ni se evaporan, pero la vitamina C es una de las más sensibles a los cambios de temperatura y oxidación. Esto quiere decir que al oxidarse, dejaría de realizar sus funciones de manera adecuada en nuestro organismo, perdiendo así sus propiedades antioxidantes. Sí que es cierto que la vitamina no se oxida inmediatamente al entrar en contacto con el oxígeno, pero lo ideal sería consumir el zumo recién exprimido o la fruta cortada en el acto.

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.