InicioSaludDigestivoLas alteraciones de la microbiota intestinal: disbiosis, SIBO y compañía

Las alteraciones de la microbiota intestinal: disbiosis, SIBO y compañía

En los últimos años, conocer el papel de la microbiota en nuestra salud ha sido el centro de muchas investigaciones científicas. Su relación directa a nivel digestivo e inmunitario la convierten en un elemento esencia a la hora de conocer y tratar algunas patologías. Conceptos como la disbiosis o el sobrecrecimiento bacteriano (SIBO) aparecen muchas veces ligados al de microbiota. Si estos conceptos te suenan a chino, no te preocupes. En este artículo, vamos a intentar poner un poco de luz en el tema para que empieces a conocer mejor la microbiota. 

¿Qué es la microbiota? Estos son los factores que pueden alterarla

Actualmente, el concepto de microbiota está muy en boga porque se conoce que la microbiota intestinal tiene un impacto directo en nuestra salud en general y en especial a nivel digestivo e inmunitario.

Cuando hablamos de microbiota nos referimos al conjunto de microorganismos que conviven con cada uno de nosotros. Por otro lado, cuando nos referimos a microbiota intestinal, hacemos referencia a los que se encuentran en el intestino. En este caso, lo ideal sería hablar de microbiota digestiva ya que, aunque el intestino grueso contiene la mayor concentración de microorganismos, todo el tracto digestivo está colonizado por los mismos. Los microorganismos digestivos más conocidos son el Helicobacter Pylori en el estómago o la cándida a nivel bucal. 

5 consejos para mantener una microbiota intestinal saludable 

Entre los factores más importantes que determinan la presencia de una microbiota intestinal saludables destacamos los soguientes: 

  1. La integridad del sistema digestivo. Es decir, una correcta secreción de ácido clorhídrico, un buen funcionamiento de la válvula ileocecal, la adecuada secreción de Ig A y enzimas, un complejo motor migratorio que facilite el tránsito intestinal, etc.
  2. Unos buenos hábitos de alimentación y ejercicio físico. Una alimentación antiinflamatoria rica en alimentos de origen vegetal enteros favorece la implantación de bacterias intestinales productoras de butirato, como las Faecalibacteria. Estas bacterias podrían disminuir la permeabilidad intestinal por menor producción de zonulina e indirectamente disminuir la inflamación.
  3. El control del estrés y una buena salud mental. Ambos aspectos parecen influir positivamente en el estado de la microbiota intestinal ya que el cortisol podría aumentar la permeabilidad intestinal. Además, actualmente se encuentra en estudio el apasionante tema sobre el eje intestino/cerebro.
  4. El parto natural y la lactancia materna. Junto con el contacto temprano con la naturaleza, ambos serían factores que favorecerían a la implantación de una microbiota intestinal diversa y sana.
  5. La genética y la epigenética también resultarían determinantes.

Aclarando conceptos: disbiosis vs. sobrecrecimiento bacteriano 

Muchas veces se habla de manera indistinta sobre disbiosis y SIBO (sobrecrecimiento bacteriano). Sin embargo, lo más correcto sería hablar de disbiosis porque habitualmente no solo hay alteración de las bacterias intestinales, sino que también puede producirse alteración de las arqueas, hongos y virus que viven en nuestro tracto gastrointestinal y también puede variar la zona afectada. Por ejemplo, se habla de IMO (Intestinal Methanogen Overgrowth) cuando hay sobrecrecimiento de arqueas y de LIBO (Large Intestine Bacterial Overgrowth) cuando se produce sobrecrecimiento bacteriano en intestino grueso.

Otros términos que nos podemos encontrar son SIFO: Sobrecrecimiento fúngico en el intestino delgado (Small Intestine Fungal Overgrowth) y LIFO: Sobrecrecimiento fúngico en el intestino grueso (Large Intestine Fungal Overgrowth) aunque estos están escasamente estudiados y referenciados.

¿Qué factores predisponen a la disbiosis?

Los factores que favorecerían a la disbiosis, es decir, el desequilibrio en la microbiota serían los siguientes:

  1. La falta de integridad del sistema digestivo. Puedes ser por escaso ácido clorhídrico y secreción de jugos pancreáticos, enzimas digestivas e inmunoglobulina A, mal funcionamiento de la válvula ileocecal, un incorrecto tránsito intestinal…
  2. La dieta occidental rica en calorías, grasas, proteína animal, sal, hidratos de carbono refinada y baja en fibra y antioxidantes. Influyen negativamente en la microbiota y en la permeabilidad intestinal, al igual que el consumo de alcohol y tabaco.
  3. El abuso de antibióticos y otros medicamentos.
  4. Las infecciones gastrointestinales. Suelen ser el gatillo de enfermedades posteriores como el Síndrome de Intestino Irritable o los brotes de Enfermedades Inflamatorias Intestinales, como sucede con la infección por clostridium difficilae.
  5. La polución, el estrés y en general malos hábitos de vida pueden influir en la aparición de disbiosis.

Riesgos y síntomas de la disbiosis

Cuando hay disbiosis puede haber un aumento de la permeabilidad intestinal y se puede producir: diarrea, gases, dolor intestinal, desnutrición e inflamación sistémica que predispone a enfermedades crónicas, alérgicas y autoinmunes. También hay riesgo de endotoxemia debido al paso de moléculas sin digerir a través de la barrera intestinal. Estas moléculas podrían acabar atravesando la barrera hematoencefálica y predisponer a síntomas como el dolor, la ansiedad e incluso la depresión.

Además, se está estudiando la relación de la microbiota con el parkinson y otras enfermedades inflamatorias y autoinmunes, así como la posible relación de la microbiota materna y el autismo.  

Bibliografía 

  • Mörkl, S,  Lackner S, et all. Gut microbiota, dietary intakes and intestinal permeability reflected by serum zonulin in women. Eur J Nutr. . 2018 Dec;57(8):2985-2997.
  • Van Nimwegen FA, Penders J, Stobberingh EE, Postma DS, Koppelman GH, Kerkhof M, et al. Vía y lugar del parto, microbiota gastrointestinal y su influencia en el asma y la atopia . J Allergy Clin Immunol. 2011; 128. 
  • Ovidiu-Dumitru Ilie , Alin Ciobica,  et al. Minireview sobre las relaciones entre la microflora intestinal y la enfermedad de Parkinson: más particularidades bioquímicas, inflamatorias y neurológicas.2020
  • PEN Nutrition- Consultado en enero de 2021
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

PIDE CITA CON UN NUTRICIONISTA

Reserva ahora tu visita con un dietista-nutricionista de Alimmenta mediante videoconferencia. ¡Comienza hoy mismo a cuidarte desde tu casa!

Marisa Burgos
Licenciada en Nutrición en la UNSA, Máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona y allí también he realizado el curso de perfeccionamiento en nutrición deportiva. Considero que la actualización constante es imprescindible para llevar a cabo una atención integral del paciente. 15 años de experiencia en consulta, colaboro con el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña y soy autora del libro: “Yo como, nosotros engordamos, ellos nos guían?”

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Este es el motivo por el que no pierdes peso comiendo alimentos light

Cuando consumimos un producto light, descremado, diet o 0%, lo hacemos siempre buscando comer sano o bajar unos kilitos de más, motivados por la...

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

TAMBIÉN EN YOUTUBE

Últimos artículos

NUTRICIONISTA ONLINE

dietista nutricionista online

Recibe gratis en tu correo información sobre alimentación y salud escrita por dietistas-nutricionistas.

Su e-mail no será compartido nunca con terceros