En este artículo podéis leer las preguntas que nos han hecho llegar para un artículo publicado en la revista Unique sobre la moda de los programas de televisión sobre cocina para niños. ¿Qué enseñan a nuestros hijos? ¿Provocan un impacto positivo en nuestra sociedad?

¿Qué opinas de esta tendencia actual en la que la cocina y la gastronomía se han convertido en una forma de ocio para los niños?

Es una forma perfecta para introducir a los más pequeños de la casa tanto en las tareas domésticas como en las bases de la alimentación. Permite que los niños entren en contacto con los alimentos, que aprendan a distinguirlos y a cocinar su propia comida.

¿Crees que es importante que desde pequeños se les inculque el gusto por cocinar y por comer bien? ¿En qué redundará en el futuro?

El gran aumento que ha habido del consumo de platos preparados que encontramos en los lineales del supermercado tiene dos causas fundamentales:

Publicidad
  • Los adultos del núcleo familiar suelen trabajar los dos y tenemos menos tiempo que nuestros padres para dedicarlo a la cocina.
  • Y, fundamentalmente, la ausencia de unos conocimientos mínimos culinarios. Esto hace que en muchas casas no exista ni el material de cocina necesario para cocinar de forma sana y rápida pero sí que tengamos 2 televisiones planas.

¿Y qué opinas de que se fomente vía concursos de televisión? ¿Es positivo?

Los programas de televisión van por modas. Que exista una moda en la televisión en la que la cocina sea el motor del programa, es mucho más positivo que otros tipos de realities. Además los programas para niños cuidan bastante el formato para que sea una competición sana y suelen ser programas casi empalagosos. Si estos programas están consiguiendo que los niños quieran aprender a cocinar y que se interesen por lo que comen, me parece que son excelentes.

¿Qué enseñanzas culinarias hay que enseñarles? ¿Qué es para ti lo más importante?

Es importante que conozcan los diferentes alimentos con los que podemos cocinar, que sean capaces de comprarlos en un mercado y que conozcan diferentes formas de prepararlos. Desde el punto de vista nutricional, bastaría con que tuvieran claro que la base de la alimentación deben ser las frutas y verduras y que los dulces son de consumo ocasional (una vez por semana) y mucho mejor si los preparan ellos mismos.

También es muy importante educarles el paladar a los sabores naturales de los alimentos. Las multinacionales de la alimentación educan el paladar de nuestros hijos con sabores muy potentes (mucha azúcar, grasas, potenciadores, altas cantidades de sal…) que hacen que unas judías verdes ó unas acelgas no les sepan a nada.

¿No es contradictorio que ahora que hay este interés por la cocina las cifras de obesidad infantil sean tan altas?

La moda de la cocina entre los niños es reciente y las estadísticas de obesidad infantil tardan un mínimo de 5 años en mostrar cambios de tendencia. También puede ser que esta moda se quede en los programas de televisión y que sólo un porcentaje muy pequeño se materialice entre las personas de la calle. Además muy probablemente, las familias que incluyan la cocina entre los niños, ya se preocupan de la alimentación de los pequeños.

Por otra parte, un solo programa de televisión tendrá un impacto casi nulo ante la presión publicitaria a la que se ven sometidos los niños. La publicidad dirigida al público infantil incumple sistemáticamente las leyes existentes pero nadie hace nada para evitarlo. Y sólo se anuncian aquellos productos muy procesados, de muy baja calidad nutricional y amplio margen económico.

¿Qué se puede hacer para fomentar el gusto de los niños por alimentos que en principio rechazan?

El paladar se entrena. Si un niño está acostumbrado a tomar bollería industrial ó snacks para niños, los sabores menos potentes le resultarán poco apetecibles.

Un mismo alimento se puede además preparar de muchas formas. Quizá unas judías verdes no le gusten a nuestro hijo pero si las metemos en un puré con un chorro de aceite de oliva sí que se lo coma. Y al cabo de unas semanas es posible que se coma las judías verdes cocidas.

Los tiempos de cocinado son relevantes. Unas verduras pasadas de cocción no son muy agradables. No es lo mismo un brócoli al vapor que deshecho porque ha estado cociendo con más agua y más tiempo del que le tocaba.

También tenemos que respetar los gustos que tengan nuestros hijos: si a tu hijo no le gusta el brócoli pero sí la coliflor, no pasa nada porque no incluya el brócoli en su alimentación semanal. Los adultos también tenemos nuestras preferencias y no nos gustaría que otra persona nos obligara a comer platos que odiamos. Esto no quiere decir que el niño elija todo lo que vaya a comer pero dentro de una dieta variada con alta presencia de frutas y verduras, los niños pueden elegir cuáles son sus favoritas.

¿Crees que se debería impartir una asignatura en la escuela que enseñara a los niños a comer bien y a familiarizarse con el mundo de la alimentación?

En la escuela nos enseñan a hacer raíces cuadradas, los reyes que gobernaron hace 1000 años pero no nos enseñan a comer. Las personas comemos cada día varias veces, multiplicado por cada día de nuestra vida. Seleccionar correctamente lo que ingerimos determinará en gran medida nuestra salud y nuestro aspecto físico. Comer es necesario pero comer bien es disfrutar de la vida.

Muchas veces los padres dividen entre alimentos buenos y alimentos malos para los niños, ¿es eso correcto?

Depende… Hay alimentos que ciertamente no se deberían de consumir, ni siquiera una vez al mes. Más que alimentos son productos muy procesados que no añaden a nuestro cuerpo nada valioso más que calorías. Estas calorías pueden ser útiles en sociedades donde haya carencia de alimentos pero no en las sociedades desarrolladas.

Pero por otra parte prohibir alimentos puede producir en ciertas personas futuros problemas de conducta.

La opción más adecuada sería que nuestros hijos supieran lo que comen y qué hace esa comida en su cuerpo para que ellos sean capaces de tomar decisiones libres. Y para eso una formación independiente, sin la participación de la industria, sería la pieza clave para conseguirlo.

 

 

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.