Alimentación complementaria infantil o industrial, ¿dónde hemos llegado? (2ª parte)

0
Alimentos de la Dieta Mediterránea

En los últimos años han ido aumentando las “enfermedades de la civilización occidental” a causa de la alimentación híper-industrial.

  • Consulta la primera parte del artículo.
  • ¿Qué diferencias hay entre alimentos industriales y alimentos naturales?
  • Aumento de la carga antigénica. Alteración de los mecanismos inflamatorios
  • Aumento de la morbilidad infantil y aumento del sobrepeso
  • ¿Dónde hemos llegado? ¿Qué podemos hacer?

En la alimentación complementaria: ¿Qué diferencias hay entre alimentos industriales y alimentos frescos fermentables?

La alimentación complementaria actual ha modificado profundamente las pautas de la dieta tradicional.

  • Se ha acortado la edad de introducción de alimentos complejos y difíciles de asimilar, como las proteínas de origen animal.
  • Se ha aumentado la densidad calórica de los alimentos debido a su refinamiento industrial.
  • Se han introducido moléculas químicas desconocidas para el organismo humano, que no sabemos con certeza como las asimilará.
alimentacion complementaria en el bebe
Alimentación complementaria: frutas

El nuevo patrón fomentado por el desarrollo industrial se caracteriza por:

  • Aumento de hidratos de carbono refinados, con exceso de azúcar.
  • Escasez de fibra natural.
  • Escasez de fermentos.
  • Aumento de grasas de origen animal e industrial, frente a las vegetales.
  • Aumento o exceso de proteínas de origen animal.
  • Aparición de gran número de productos químicos y aditivos alimentarios.
  • La casi desaparición de alimentos frescos y de temporada.

En nuestro país hemos abandonado la Dieta Mediterránea y la hemos sustituido por la Dieta Híper-industrial.

  • No sé si te das cuenta, pero no es lo mismo la lactancia materna… que la leche de vaca maternizada.
  • No es lo mismo tomar frutas y verduras frescas que… tomar potitos de fruta y de verdura.
  • No es lo mismo tomar harina de cereales recién molidos, con todos sus componentes que… tomar una papilla de cereales refinados y ultra-procesados.
  • No es lo mismo introducir tempranamente los alimentos proteicos de origen animal con alta carga antigénica que… introducirlos cuando el organismo infantil ha madurado adecuadamente.
¡NO TE PIERDAS!:  El niño aprende a comer

Aumento de la carga antigénica

Agentes extraños o antígenos
Agentes extraños o antígenos

Los alimentos proteicos de origen animal, tienen una composición parecida a las del ser humano. Pero no son lo mismo. Su parecido hace que sean más peligrosos ya que confunden al organismo y les dan señales equivocadas.

El organismo tiene que descomponer las proteínas animales y volverlas a fabricar de nuevo. Pero no está claro si tiene enzimas suficientes para realizar esta labor.

Tampoco sabemos con seguridad, como reconoce estas proteínas extrañas y como produce anti-cuerpos específicos de reconocimiento frente a ellas.

Los seres humanos hemos tomado pocas proteínas animales a lo largo de la historia. Sobre todo los niños que proceden de culturas agrícolas y recolectoras, como la nuestra, por lo que tenemos dificultades para asimilarlas.

En los alimentos de origen animal, están la mayoría de los disruptores enzimáticos, o sea sustancias químicas extrañas o no reconocibles por el sistema inmunitario, que atascan y confunden a los sistemas reguladores.

Todo ello hace que el tejido linfoide se agrande y se hipertrofie, hasta límites no conocidos. Cada vez vemos más niños con el tejido linfoide aumentado de tamaño, como la hipertrofia de amígdalas, de las vegetaciones, de los ganglios cervicales.

No os parece extraño que lleguen a ser tan grandes, que originen ahogos y dificultades para respirar o comer, hasta que finalmente tienen que ser operados por los especialistas ORL. (Otorrinos).

Alteración de los mecanismos inflamatorios

Como consecuencia de tomar alimentos para los que no estamos preparados, se alteran los mecanismos inflamatorios del organismo.

El sistema inflamatorio es muy complejo y todavía no se conoce en profundidad cuál es su cometido.

Pero indudablemente tiene una función reparadora y reconstructora de los tejidos dañados.

¡NO TE PIERDAS!:  Leche materna. Para mi bebé ¡lo mejor!

Estamos tomando muchas grasas de origen animal, que son grasas saturadas de tipo omega-6 y son precursoras de sustancias pro-inflamatorias, que desequilibran los mecanismos de la inflamación.

Aumento de la morbilidad infantil y aumento del sobrepeso

Los alimentos de origen animal y los cárnicos procesados, no solo producen cáncer en cantidades excesivas como nos acaba de recordar la OMS, sino que sabemos que alteran el sistema inflamatorio e inmunitario.

Pediatría Nutricional
Pediatría Nutricional

En los últimos años han ido aumentando las “enfermedades de la civilización occidental” por causa de la alimentación.

  • Cada vez vemos más niños con afecciones inflamatorias en las consultas pediátricas, como rino-faringitis, otitis media aguda, otitis de repetición, oto-tubaritis.
  • Cada vez vemos más niños con catarros de repetición y rino-sinusitis persistentes. Es decir mocos verdes persistentes con obstrucción nasal y respiración bucal.
  • Cada vez vemos más niños con bronquitis catarrales. Toses irritativas que ocasionan molestias como vómitos y dificultades para conciliar el sueño.
  • Cada vez hay más asmáticos con híper-reactividad bronquial. Además de la tos bronquial tienen fatiga y dificultades para respirar. Un niño de cada tres tiene asma infantil en occidente.
  • Cada vez tenemos más patología de origen inmunitario e inflamatorio. Hipotiroidismo, diabetes infantil, dolores abdominales, dolores de articulaciones, de cabeza, etc.
  • Cada vez tenemos más niños con sobrepeso y obesidad, hasta llegar a niveles preocupantes. A principios del siglo XX, apenas existían niños con sobrepeso.

Son enfermedades emergentes que han ido apareciendo y manifestándose con el desarrollo de la sociedad industrial.

¿Dónde hemos llegado?

¿Os parece normal a donde hemos llegado?

¿Creéis que debemos seguir dándoles de comer alimentos para los que todavía no están preparados nuestros niños?

Se ha dicho que es un problema genético. Pero no es así. Los genes tardan cientos de años en modificarse mínimamente.

¡NO TE PIERDAS!:  Desnutrición infantil: causas, tipos y repercusiones

No toleramos o asimilamos bien determinados alimentos porque no han estado nunca en nuestro nicho ecológico.

  • ¡No estamos diseñados para comer cualquier cosa!
  • ¡No estamos diseñados para comer de todo!
  • Tampoco podemos adelantarnos a los tiempos de maduración del sistema inmunitario.
  • No podemos desequilibrar el sistema inflamatorio con alimentos de mala calidad.

¿Qué podemos hacer?

  • Alarguemos la lactancia materna hasta los dos años por lo menos, hagamos posible socialmente estas necesidades con leyes de apoyo a la lactancia y a la conciliación familiar.
  • Sigamos la alimentación natural de nuestros ancestros, sigamos la dieta tradicional. En nuestro caso, sigamos la Dieta Mediterránea Tradicional.
Alimentación complementaria
Alimentación complementaria
  • La Dieta Mediterránea Tradicional ofrece desde un punto de vista exclusivamente nutritivo, alimentos con la maduración adecuada para ser consumidos directamente, y con la garantía de haber sido la base de la alimentación humana desde tiempos pre-históricos.
  • Retrasemos el periodo de introducción de la alimentación complementaria. Sobre todo los alimentos de origen animal e industrial que en su mayoría no han sido habituales en la alimentación tradicional de los lactantes.
  • No tengáis miedo a los enredadores académicos e industriales. Tenéis que recuperar vuestro instinto, como lo siguen la mayoría de los animales.
  • Es mejor que comáis alimentos locales, frescos, de temporada y que han sido utilizados desde siempre por nuestra cultura mediterránea y tradicional.

La Dieta Mediterránea Tradicional ha sido proclamada por la UNESCO, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Y no se refiere únicamente a priorizar el consumo de alimentos tradicionales, sino que también se refiere a seguir sus pautas sociales, su tiempo de lactancia materna, la introducción pausada de la alimentación complementaria infantil y por último al desarrollo adecuado de su “cultura alimenticia ancestral”.

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here