5 formas de incluir avena en tu dieta

Bol de avena, leche, fresas y canela.

La avena es un cereal muy interesante a nivel nutricional por su contenido en fibra y grasas saludables. Su sabor suave hace que cada vez más personas quieran incluirla en su alimentación habitual. Además, se trata de un alimento muy versátil y por esta razón tiene muchas aplicaciones gastronómicas. En este artículo os queremos contar algunas de las opciones que existen para incluir avena en tu dieta.

COPOS DE AVENA

Ésta es quizá la opción más conocida por todas. Se trata del grano de cereal de la avena tratado mínimamente. Se tuesta ligeramente a baja temperatura para hacerlo más digerible, después se somete a una exposición a vapor para que sea más maleable y finalmente, se prensa para obtener la forma final aplanada.

Los podemos encontrar sin más tratamiento, o bien ligeramente triturados. También los podemos encontrar mezclados con otros cereales o como granola (más crujiente).

Publicidad

La forma tradicional de consumirlos es en el desayuno, con leche o bebida vegetal fría (en este caso es mejor optar por los copos triturados) o en caliente dando lugar a las gachas o porridge. Una opción entre medio son los overnight oats. Esta preparación requiere dejar reposar una noche los copos de avena con la leche o bebida vegetal, y a la mañana siguiente habrá absorbido el líquido y los copos tendrán una textura más tierna. También se puede combinar con yogur, en este formato queda ideal con avena de tipo granola. Puedes culminar estas preparaciones con un poco de canela y fruta fresca de temporada.

HARINA DE AVENA

Se trata del copo de avena reducido a polvo fino, molido y tamizado. Previamente también se ha sometido a temperatura y vapor para hacerla más digerible. Se puede encontrar refinada, es decir, sin la fibra, o bien integral que conservará parte de la fibra y por tanto mantendrá mejor sus propiedades.

Se puede hacer la harina en casa a partir de copos de avena triturándolos con un robot tipo túrmix hasta conseguir un polvo fino. Se puede utilizar la harina para hacer diferentes preparaciones como galletas, bizcochos, pan o incluso papillas infantiles. Las galletas también se pueden preparar con los copos triturados, y tanto para las galletas, como para los bizcochos o el pan se aconseja utilizar la integral.

SALVADO DE AVENA

El salvado se compone de las capas externas del grano de cereal de avena, así que principalmente es fibra. Se utiliza como suplemento natural cuando se requiere enriquecer la dieta con fibra. Se puede mezclar una cucharada con un yogur o añadirla a otras preparaciones.

BEBIDA DE AVENA

Se elabora con agua, granos de avena y a veces se añade algún otro ingrediente saborizante como sal, canela, vainilla… etc. El resultado final tiene una textura similar a la leche y se puede utilizar del mismo modo (con café, té, para hacer “smoothies”…etc). A nivel nutricional no se asemeja a la leche. Las que encontramos en el supermercado pueden estar enriquecidas en calcio y vitamina D, pero atención que algunas llevan demasiado azúcar.

AVENA FERMENTADA, TIPO YOGUR VEGETAL

Los vegetales fermentados son beneficiosos para la salud del sistema digestivo y por ello cada vez encontramos más productos de este tipo. De hecho, recientemente se comercializa un fermentado de avena que recuerda mucho al yogur, tanto en textura, como en presentación. Como los yogures, ésta avena fermentada se comercializa también mezclada con frutas.

Espero que hayas encontrado nuevas y deliciosas formas de enriquecer tu dieta con este cereal.

Banner esavena

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.