InicioControl del pesoAdelgazamiento¿Por qué se recomienda beber agua en las dietas para bajar de...

¿Por qué se recomienda beber agua en las dietas para bajar de peso?

Es una buena noticia que algo tan sencillo y común como el agua favorezca nuestra salud. Aun así, y aunque parezca muy trillado decirlo, debemos consumirla adecuadamente. En realidad, todas las dietas recomiendan beber agua, pero a veces dejamos este consejo a un lado. Indicaciones sobre la temperatura idónea o las horas más apropiadas para su consumo, la cantidad de agua que debemos beber o hasta los efectos que conlleva el acompañarla con otros alimentos, salen a relucir en prácticamente todas las dietas.

Razones por las que beber agua te puede ayudar a bajar de peso 

A continuación, te explico algunas de las numerosas razones por las que el agua es un aliado cuando quieres mejorar tu salud y controlar tu peso corporal y bajar de peso.

1. El agua puede ayudar a reducir tu ingesta calórica 

En primer lugar, cuando sustituimos los jugos, refrescos azucarados o cualquier bebida por agua, estamos reduciendo el consumo de calorías en nuestra ingesta diaria. Podemos decir que si bebemos agua en lugar de otros líquidos, estaremos dejando de consumir un promedio 200 calorías al día, pues el valor calórico del agua es nulo («0 cal»). Esto significa que su consumo no aporta energía adicional a tu dieta y consecuentemente te ayudará a controlar el peso.

Un estudio publicado en el Journal of Human Nutrition and Dietetics, se estudiaron los hábitos alimenticios de 18.311 adultos estadounidenses. En los resultados se observó que aquellas personas que consumían agua en lugar de otras bebidas, reducían su ingesta calórica, así como su consumo de azúcar, sodio y grasas.

2. El consumo de agua y fibra favorece la sensación de saciedad 

El buen habito de consumir fibra, debe ir acompañado con el de tomar agua, pues así el volumen de fibra aumenta, ayudándonos a tener sensación de saciedad y promoviendo un tránsito intestinal más rápido de lo que ingerimos a través del tracto digestivo. De hecho, si a veces nos ocurre que ciertos alimentos ricos en fibra como la avena, por ejemplo, no dan los resultados esperados en nuestra dieta, la razón es que no los acompañamos con agua, como deberíamos hacer.

Y es que tal y como afirma el Entrenador Sergio Peinado, “El proceso de saciedad, desde un punto de vista mecánico, consiste en simple física. Cuando ingerimos alimentos el estómago se dilata. Al dilatarse, los receptores de la pared interna se activan y transmiten una señal a través del nervio vago (sistema nervioso parasimpático) al cerebro. Esta señal hace que nos sintamos llenos y no tengamos más necesidad de comer.” 

3. Beber agua en las comidas puede evitar que comas demasiado 

Por otro lado, ingerir agua antes o durante las comidas (yo recomiendo un vaso como máximo) reduce la ansiedad, lo que nos predispone a la calma y nos permite disfrutar más tiempo de los alimentos servidos en el plato. De este modo, evitamos consumir grandes raciones, en la medida en que anula la peligrosa sensación de vacío que nos lleva a repetir. Pero cuidado, todo esto no quiere decir que beber medio litro de agua antes de los alimentos te ayude a adelgazar; hay otros factores que también cuentan en estos procesos. Entre ellos está el contenido nutricional de los alimentos, el grado de hidratación individual, o el proceso de absorción propio de cada sujeto. Siempre sin olvidar la calidad y combinación de los alimentos en nuestros platos saludables.

4. Bebe agua para evitar la falsa sensación de hambre 

Mantenernos hidratados disminuye la falsa sensación de hambre, porque la deshidratación nos inquieta y nos invita a buscar cómo calmarla. Es natural que al revisar tu nevera prefieras saciar ese impulso con alimentos altamente calóricos, pero también puedes consumir un delicioso vaso de agua.

Distribuye la ingesta de agua a lo largo del día 

Además de lo dicho, también es muy importante controlar y distribuir el consumo del agua a lo largo del día; es así como obtendremos los mejores resultados. Muchas personas pueden creer que no necesitan beber agua, pero lo que verdaderamente están haciendo al seguir esta premisa, es engañar a su cuerpo con otras bebidas. El problema es que estas bebidas requieren un mayor trabajo del organismo para hidratar las células y desechar las sustancias que el cuerpo no necesita. Es aquí donde hacemos énfasis en la importancia del agua para la salud. 

Beneficios del consumo de agua para la salud

El agua ayuda a mejorar tu sistema circulatorio, digestivo, respiratorio y renal, y en general, colabora con todo el organismo distribuyéndose por los órganos vitales del cuerpo. 

Como conclusión, te dejo algunas recomendaciones y puntos a tener en cuenta:

  • Recuerda que el agua sí juega un papel crucial en los procesos de control de peso.
  • No olvides que el agua no solo es fundamental en cualquier dieta de adelgazamiento, sino también necesaria para que las funciones del organismo alcancen un cumplimiento óptimo, soportando así las exigencias de la vida diaria.
  • Aprovecha los beneficios del agua para disminuir el consumo de bebidas azucaradas.
  • Acompaña todos los alimentos con un vaso de agua
  • Distribuye de 6 a 8 vasos de agua durante el día, y cuida siempre de beber todo el contenido del vaso de una forma pausada para obtener el resultado esperado.
  • Ten presente que cualquier cambio de hábitos comienza hoy y que su efectividad solo se puede medir pasado un cierto período de tiempo. 
  • Acude a una consulta nutricional para evaluar tus requerimientos calóricos y ajustar tu alimentación a tus necesidades  particulares y a tu modo de vida.                                               
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

PIDE CITA CON UN NUTRICIONISTA

Reserva ahora tu visita con un dietista-nutricionista de Alimmenta mediante videoconferencia. ¡Comienza hoy mismo a cuidarte desde tu casa!

Carolina Mendoza
Carolina E. Mendoza es Nutricionista y Dietista licenciada por la Universidad de los Andes (Venezuela, 1997). Lleva más de dos décadas ejercitando su profesión tanto en instituciones públicas como en empresas privadas. Trabajó durante cinco años en el área de alimentación colectiva de la Armada de Venezuela y ha desempeñado su labor como especialista en varias empresas, entre las que destacan el Banco Provincial de Venezuela y los comedores industriales Restoven de Venezuela c.a., filial de Petróleos de Venezuela. Desde el año 2008 incursionó en el área clínica, dentro de la especialidad de Nutrición Renal, compaginando estas actividades con el ejercicio de la consultoría en el campo de la nutrición aplicada a fines estéticos. Afiliada desde hace más de diez años a la American Diabetes Association (ADA), actualmente se dedica al asesoramiento nutricional de pacientes diabéticos y escribe artículos sobre nutrición y dietética. Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela #1171-22 Ministerio del poder popular para la Salud # 2329

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

La realidad de los residuos de plaguicidas en alimentos

Los plaguicidas son unas sustancias  destinadas a prevenir y combatir cualquier plaga que ponga en peligro la producción y distribución de productos agrícolas. ¿Cómo...

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

TAMBIÉN EN YOUTUBE

Últimos artículos

NUTRICIONISTA ONLINE

dietista nutricionista online

Recibe gratis en tu correo información sobre alimentación y salud escrita por dietistas-nutricionistas.

Su e-mail no será compartido nunca con terceros