InicioCocinaAlimentación¿Sabes si estás abusando del chocolate? Estas son sus consecuencias

¿Sabes si estás abusando del chocolate? Estas son sus consecuencias

¿Eres de los que no pueden pasar el día sin esa onza de chocolate capaz de endulzar hasta los días más amargos? Después del café, entre horas con unos frutos secos, como parte del desayuno… siempre es buen momento para el chocolate. Sin embargo, seguro que también te han dicho que no es bueno abusar del chocolate. Pero… ¿sabes si estás abusando del chocolate? 

El grano de cacao: responsable de las propiedades saludables del chocolate 

Para empezar, vamos a hablar de la materia prima del chocolate, es decir el grano o semilla de cacao. El grano de cacao nos aporta una cantidad considerable de proteínas y fibra, así como teobromina y una pequeña cantidad de cafeína. También contiene almidón, compuestos fenólicos antioxidantes y ácidos orgánicos, entre otros compuestos volátiles y aromáticos. Además, posee magnesio, fósforo, potasio, zinc y vitaminas hidrosolubles del complejo B, como el ácido fólico y vitaminas liposolubles como las vitaminas E y A. En cuanto a su contenido de grasas, éstas representan el 50 % de su composición, de las cuales más de la mitad son grasas saturadas

No todos los tipos de chocolate son igual de saludables  

Cuando se procesa el grano de cacao se obtiene la manteca de cacao, que concentra más del 80% de la grasa del grano, y la pasta de cacao, rica en polifenoles. Ambos serán usados para realizar los subproductos de cacao más comercializados:

  • El cacao en polvo (hecho a partir de la pasta)
  • El conocido como chocolate “negro” (mezcla de manteca y pasta)
  • El chocolate con leche (mezcla de pasta y leche)
  • El chocolate blanco (hecho principalmente a partir de la manteca de cacao), por lo que resulta el de menor calidad, incluso sin tener en cuenta su contenido de azúcar añadido, que habitualmente está presente en todos los tipos de chocolate en diferentes proporciones.

Cacao en polvo vs. chocolate: que no te engañen con el azúcar 

Dentro de los cacaos en polvo, los más vendidos son los que aportan en torno a un 80% de azúcar, los conocidos como cacaos solubles de desayuno. Estos productos son más azúcar que cacao. Por lo tanto, están desaconsejados a nivel nutricional.

Por lo contrario, los polvos de cacao puro, sin azúcar añadido, presentan una composición nutricional mucho mejor que la de los azucarados.  Proceden fundamentalmente de la pasta del cacao y están libres de azúcares añadidos, siendo los mejores los no alcalinizados. Esto es así porque conservan una mayor proporción de polifenoles como los flavanoles, que ayudan a la dilatación de los vasos sanguíneos, mejorando la circulación y reduciendo la presión arterial.

En cuanto a los chocolates, encontramos principalmente los conocidos como chocolate blanco, el chocolate con leche y el chocolate negro. Estos se diferencian, como se ha explicado anteriormente, en cuanto a la cantidad de manteca de cacao, pasta y azúcar que contienen.

¿Por qué dicen que el chocolate negro es más saludable?

Lo que es realmente saludable es el cacao en grano, es decir, el fruto seco como tal, a pesar de que sea más rico en grasas saturadas que otros tipos de semillas o frutos secos como las nueces, las almendras o los pistachos. Todos ellos destacan por su contenido en grasas mono y polinsaturadas, que son mucho más saludables que las grasas saturadas del cacao.  

Dentro de los subproductos del cacao, el más saludable resultaría el cacao en polvo no azucarado, porque concentra la mayor cantidad de polifenoles y es bajo en grasas saturadas. Y en cuanto a los chocolates, podemos decir que, aun siendo menos saludables que el grano y el polvo de cacao, resultaran más interesantes aquellos con mayor contenido de cacao. 

Esto es así porque, a mayor presencia de cacao, menor contenido de azúcar. Esto quiere decir que si el chocolate presenta un 40% de cacao, el 60% será azúcar. En cambio, el chocolate está compuesto por un 85% de cacao, el 15% restante será azúcar u otro endulzante. Por lo tanto, a nivel de composición nutricional, los chocolates blancos, que además están hechos de manteca de cacao en lugar de pasta de caco, son de calidad inferior al chocolate negro. Respecto al chocolate negro, destacar que gana aún más calidad si posee más pasta que manteca de cacao. 

Sí, el chocolate puede ser adictivo

Al tratarse de una mezcla de grasa con azúcar y que además posee teobromina, el chocolate es capaz de incrementarnos neurotransmisores como la dopamina, que nos otorga la sensación de placer. El chocolate, por lo tanto, es capaz de modificar nuestra conducta, al igual que otros alimentos palatables.

Estos efectos del chocolate pueden afectar a nuestro sistema recompensa de la siguiente manera: 

Si cuando como algo que me encanta obtengo una emoción positiva mediada por la liberación de dopamina; entonces, mi cerebro interpretará que comer más de eso me hará sentir cada vez mejor y esto me llevará a comer más, e incluso sin control. Solo imaginándonos que comemos chocolate o viendo una publicidad ya nos entra el deseo de coger un trozo. De hecho, si lo que deseas es triunfar en las redes sociales, publica muchas recetas con chocolate y lograrás encandilar a cualquier internauta. Es casi inevitable…

El peligro de recompensar a los niños con chocolate 

Por todo ello, es importante no premiar a los niños con chocolate, golosinas o cualquier tipo de comida. Esto no solo alterará su sistema de recompensa sino que también les generará una mala relación con la comida, al igual que si le prohibimos o le castigamos con comida.  Para que los niños tengan una relación sana con la comida, lo más sencillo resulta tener alimentos realmente saludables en casa y que ellos los vayan comiendo en las diferentes ingestas del días hasta que estén saciados.

De hecho, reconocer estas señales, tanto de hambre o saciedad es fundamental para generar buenos hábitos de alimentación en cualquier etapa de la vida. Y si crees que tienes una “adicción” al chocolate y tiendes a comer sin control, intenta no tenerlo en casa y reserva su consumo para cuando estés fuera de casa, disfrutando lentamente y saboreando cada trozo. 

¿Hay una cantidad saludable de chocolate que pueda comer cada día? 

La OMS nos recomienda que menos del 10% de las calorías provengan de las grasas saturadas. Si en nuestra alimentación ya incluimos alimentos con aceites de coco o palma, quesos variados o diferentes tipos de carnes, ya estaremos acercándonos a ese 10%. Por lo tanto, fomentar el consumo de chocolate no parece ser lo más adecuado en estos momentos de sobreabundancia alimentaria. Además, debemos recordar que el cacao puro en polvo no azucarado posee mayor calidad que cualquier chocolate, aunque este sea muy “negro”.

Ahora, si tu costumbre es consumir chocolate cada día, procura no pasar de una onza diaria. De este modo, no desplazarás los alimentos saludables que deben formar parte de una alimentación equilibrada: frutas, verduras, tubérculos, farináceos integrales, legumbres, frutos secos y semillas. Si sigues una dieta omnívora, también deberás incluir huevos, lácteos, pescado y algo de carne. 

No olvidemos que está muy bien disfrutar de la comida, pero no debemos centrar todas las emociones en ella. 

También es positivo sentir hambre pero debemos aprender a elegir correctamente los alimentos ya que la conducta alimentaria determina la calidad, la cantidad y la frecuencia con la que usamos los diferentes alimentos en nuestro día a día.

 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

PIDE CITA CON UN NUTRICIONISTA

Reserva ahora tu visita con un dietista-nutricionista de Alimmenta mediante videoconferencia. ¡Comienza hoy mismo a cuidarte desde tu casa!

Marisa Burgos
Licenciada en Nutrición en la UNSA, Máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona y allí también he realizado el curso de perfeccionamiento en nutrición deportiva. Considero que la actualización constante es imprescindible para llevar a cabo una atención integral del paciente. 15 años de experiencia en consulta, colaboro con el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña y soy autora del libro: “Yo como, nosotros engordamos, ellos nos guían?”

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

¿DE DÓNDE PROCEDEN LOS INGREDIENTES DE LOS ALIMENTOS?

Como bien es sabido, la normativa a nivel comunitario por excelencia en cuanto a etiquetado es el Reglamento (UE) 1169/2011 sobre información alimentaria facilitada...

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

TAMBIÉN EN YOUTUBE

Últimos artículos

NUTRICIONISTA ONLINE

dietista nutricionista online

Recibe gratis en tu correo información sobre alimentación y salud escrita por dietistas-nutricionistas.

Su e-mail no será compartido nunca con terceros