El saboteador interno

0

“Autosabotaje es cuando decimos que queremos algo y luego vamos y nos aseguramos de que no suceda”  Alyce P. Cornyn

Es esa parte de ti que te debilita poniendo excusas para no hacer algo que quieres hacer. Por ejemplo, a la hora de hacer dieta, el saboteador se encarga de decirnos: ‘Va, cómete este trocito de chocolate, total, no va a pasar nada’ o ‘Ya empezarás mañana…’
A veces no nos damos cuenta de nuestro saboteador interno. Puedes ser víctima de autosabotaje si tus objetivos tienden a estar fuera de tu alcance, si te estás conformando con menos de lo que en realidad quieres, o si te encuentras bloqueado en tu camino hacia el logro de tus objetivos.

Vivir en el pasado es otra señal de autosabotaje.  No importa si te pasas el tiempo recordando tus fracasos o tus logros pasados.  Usa el pasado para crecer y seguir adelante.  Si te la pasas pensando en tus fracasos del pasado, detente. Recordad que un fracaso puede ser un pre-éxito.  Conforme  dejas ir tu pasado, te liberas a tí mismo(a) para vivir en el presente completamente, y el presente es tu punto de poder.

¿Cómo callar al saboteador?

Hay 3 pasos que desde el coaching nutricional realizamos para detener el comportamiento saboteador:

  1. Toma de conciencia. Implica reconocer cuándo, cómo y en qué te sabotea, qué beneficios obtienes y asumir tu responsabilidad en ello. Descubrir a tu saboteador interno, cómo se activa, actúa. Para desasociarnos de él, debemos darle un nombre, una voz y una imagen, y luego debemos ubicar dónde se encuentra ¿Dónde lo sientes en tu cuerpo? Algunos responden en el pecho. Otros en la espalda. La idea es dejar de identificarnos con esta imagen y observar que, si bien esto forma parte de nosotros mismos, no tenemos por qué escucharlo si consideramos que no nos aporta algo positivo.
  2. Propósito de cambio. Esto significa estando en acción. Plantearse metas para actuar hacia el objetivo. Si actúas, el saboteador queda minimizado.
  3. La valoración de logros y seguimiento nos enfoca hacia la observación del cambio y mejora personal que hemos alcanzado. También es importante que te reconozcas a ti mismo por el trabajo que estás haciendo.  Si tu objetivo era adelgazar y has comenzado a eliminar unos gramos, puedes empezar a celebrar el gran valor y compromiso que estás mostrando.  Celebra tus logros, y comprométete a hacer lo que te falta.
¡NO TE PIERDAS!:  Más salmón y menos Prozac

En Alimenta realizamos talleres para silenciar a tu saboteador interno.

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA