Está genial cuidarse. Es fantástico quererse a uno mismo. Todos deberíamos amarnos lo suficiente para comer sano y realizar ejercicio físico. Pero desafortunadamente parece que no nos queremos lo suficiente o que bien practicamos un amor-odio hacia nuestro cuerpo estacional.

¿Qué quiero decir con esto?

Que en los próximos meses me voy a hartar de escuchar a gente preguntándome por la dieta de la piña, del espárrago, del cucurucho y las détox. ¿Por qué? Porque viene el verano y todos queremos un six pack conseguido con poco esfuerzo para deleitar a nuestros followers con las fotos más cool del verano. No quiero desilusionaros, pero lo que no habéis hecho en todo el año no esperéis conseguirlo en dos meses.

Publicidad

¿Y quién me va a escuchar cuando diga que eso que están haciendo no sirve para nada? Nadie, ¿Un 20%? ¿Y quién me va a rebatir que no, que eso es así, que no tengo razón? Que a su vecina “la Loli” le funcionó y, además, ha salido en la tele que “la Preysler” se harta a hacer dieta alcalina, macrobiótica y espacial.

¿Y quién va a hacer lo que le da la gana, defínase como: batidos détox, sopa de ambrosia purificante cocinada por Xena la princesa guerrera, engullir limones y piñas como si no hubiera mañana (acuérdate de que tus riñones y tu hígado ya tienen esa función que tú le atribuyes al limón, si necesitásemos un limón en vez de un riñón  para detoxificar creo que ya lo sabríamos), pavonearse delante de sus amigos de la semana “perfecta” (comida “súper sana” y gimnasio a diario) y el fin de semana de cañas y un par de cubatas, que total, no voy a dejar de salir de fiesta y esta semana me he portado bien; y un largo etc.? Probablemente, más de la mitad.

Puede que más de uno se sienta identificado y que lo que vaya a decir no sea nada nuevo. Pero, por si acaso, os doy una serie de consejos para amar vuestros cuerpos, que al resto ya lo amáis bastante (véase como cuidamos nuestros iPads y Smartphones) ¿Acaso nuestra carcasa no vale más que la de nuestro Smartphone?

  1. Ejercicio físico siempre. Vida activa siempre. No confundirlas. ¿Diferencia? El ejercicio físico se trata de moverse practicando algún deporte, ya sea el gimnasio, salir a correr o quedarte en casa enganchada al entrenamiento de Kayla Itsines. Vida activa significa subir y bajar las escaleras, no coger el transporte público si no es realmente necesario, jugar con tu hijo, sacar al perro a dar un paseo.
  2. Planificar lo que vas a comer semanalmente. Sacar tiempo para ir a la compra. Saber dónde ir a comprar y no aprovechar las ofertas del 3×1 en bollería. Aprende a leer las etiquetas. Lee las etiquetas. Aprender a cocinar. Cocina, inventa, disfruta. Una vez cocinado, no comas tu plato, el de tu novia y el del vecino. Comer comida de verdad, esto es, frutas y verduras, cereales integrales, legumbres. Olvidar la mayoría de cosas que viene en un paquete (procesados). Elige. Elige bien y también date caprichos, eres humano. Elige qué capricho, cuándo…
¡NO TE PIERDAS!:  Aspectos claves para mantener una hidratación adecuada

Esto podría ser una lista interminable de cosas para mejorar nuestra vida diaria y no tener que preocuparnos por si viene el verano, la boda de mi mejor amiga o la comunión de mi sobrino. Amad vuestros cuerpos y cuidadlos, que solo tenemos uno y nos tiene que durar bastante. Y si no sabéis como hacerlo, siempre habrá un equipo de profesionales a vuestro alcance que se forma diariamente para ayudaros.

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.