Meriendas saludables, rápidas y fáciles

La merienda es el momento del día donde los niños lo tienen más complicado para elegir una comida saludable ya que la industria alimentaria ha desarrollado toda una categoría de productos donde prima el sabor. Este momento de disfrute después del colegio se hace a base de una gran cantidad de azúcar y un valor nutricional muy bajo de estos productos.

Preparar una merienda saludable, rápida y sencilla

En este vídeo las dietistas-nutricionistas Jéssica Hierro y Adriana Oroz nos cuentan qué meriendas no son recomendables y cómo podemos optar por preparar unas meriendas muy sencillas para nuestros hijos, donde el azúcar no sea el protagonista.

Publicidad

¿Qué puedo dar de merendar a mi hijo?

La fruta es muy fácil de preparar y se puede transportar de forma muy sencilla. Seguro que a tu hijo le gusta alguna fruta y que puedes ponérsela en la mochila por la mañana. Es la opción más barata y más sencilla.

¿Merendamos? Melocotón con moras! Esto es lo que nuestra compañera @adristylelife se ha traído para media mañana #Repost @adristylelife ・・・ !! Mi break de media mañana tan necesario para poder seguir trabajando ? ?¡¡ Rico en vitaminas, minerales y antioxidantes⤵ . Tupper de: Melocotón con moras (Troceado, preparado y listo para tomar ?) ¿Quién dice que es dificil tomar determinadas frutas entre horas? . #dieta #healthy #fitness #gym #diet #food #breakfast #desayuno #instahealthy #saludable #healthylife #healthyfood #instafood #nutrición #nutrition #alimentación #breakfast #moorning #foodtime #healthylife #healthystyle #equilibrado #fit #bbg #instagram #yummy #pamplona #barcelona #nutricionista

A post shared by Alimmenta, dietistas (@alimmenta) on

La opción de preparar un bocadillo también es muy rápida y, además de energía, tendrá nutrientes «de verdad».

Opciones de meriendas de bocadillo

Aquí te ponemos algunas ideas:

  • Tomate con aguacate.
  • Plátano con queso fresco.
  • Queso fresco con un poco de miel.
  • Atún con tomate.
  • También puedes usar de forma puntual algún embutido no graso como el jamón serrano o el jamón york (pero procura que sea de buena calidad).

 

Más opciones de meriendas saludables

Los frutos secos son una gran opción: no se ponen malos, los puedes almacenar a temperatura ambiente y son una buena fuente nutricional.

Para beber, opta por el agua como fuente principal de hidratación. Los lácteos también son una buena opción para la merienda, preferentemente la leche y el yogur, sin sabores ni azúcar añadido (si tu hijo le molesta la acidez de un yogur, le puedes poner tú mismo un poco de azúcar o de miel, pero evita los yogures de sabores (los bebibles también) ya que tienen una gran cantidad de azúcar añadido (hasta un 10% del peso).

¿Cuáles son las meriendas que preparas para tus hijos o para ti mismo?

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.