¿Habéis oído la expresión cavar tu propia fosa? Pues esa es la sensación que tengo cada vez que voy a redes sociales y veo PubMed por doquier. La profesión del dietista-nutricionista está bastante poco valorada ya, para que nosotros mismos la denigremos de vez en cuando. Soy dietista-nutricionista pero no poseo la verdad absoluta ni lo pretendo y cuando otro profesional piensa diferente a mí, no veo el motivo para criticar y desprestigiar, siempre y cuando su método esté basado en la evidencia. El trabajo interdisciplinar es clave para una buena práctica. ¿O acaso creéis que podemos solos con todo?

La actualización y el aprendizaje continuo es clave para responder a la gente de a pie, la cual busca información clara y concisa. Los dietistas-nutricionistas deberíamos considerar este objetivo prioritario a la hora de publicar contenido en materia de salud.

Guerra PubMed vs Telebasura

A veces nos quejamos de la telebasura, de esos programas de cotilleo de los que no se obtiene nada más que un dolor de cabeza y una extraña sensación de confusión. Que si Dietas a examen”, que si Patricia Pérez… pero, ¿qué sensación damos públicamente cuando atacamos y discutimos de manera intransigente sobre las bondades de nuestro método o sobre el nuevo artículo de PubMed o sobre el trabajo que con mucho esfuerzo los demás realizan? A mí me produce vergüenza ajena ver a profesionales enzarzados en absurdas disputas, un Gran Hermano pero de la nutriciónridículo e innecesario

¡NO TE PIERDAS!:  SABER COMER, de Michael Pollan

Cuando era pequeña me decían “cada maestrillo, su librillo” y hasta ahora nunca había pensado en la razón que tenía ese refrán. La nutrición es una ciencia cambiante y con muchas vertientes, esto es, no todos los nutricionistas trabajan igual ni trabajan en lo mismo. No todos saben de nutrición deportiva, ni clínica ni de investigación. No pretendamos poseer la verdad absoluta porque en ciencia, queridos míos, no existe. Aportemos cada uno nuestro grano de arena, aprendamos a escuchar a los demás y a leer los artículos científicos, que pese a estar publicados no significa que todos sean la panacea. Hay que ser críticos con el trabajo de los demás, pero empezando por el nuestro propio. Luchemos juntos para promocionar la salud y prevenir la enfermedad, para dar a conocer nuestra profesión y ser un ejemplo.

A lo que verdaderamente importa

Olvidemos de una vez y por todas las guerras Pubmedicas y centrémonos en lo que es realmente importante: el asesoramiento, el tratamiento, la información de calidad a nuestros pacientes y si para ello precisamos consultar a otros compañeros, ¡hagámoslo, discutamos sobre ciencia! Pero ¿qué se gana desacreditando a los demás?

Estamos sobrados de reality shows, nuestros pacientes bastante tienen con encender la tele y encontrarse a Chicote, ¿no creéis?

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

3 COMENTARIOS

  1. Hola Victoria, me ha encantado tu artículo y no podría estar mas a favor de lo que expresas.

    La profesionalidad es un herramienta clave a la hora de trasmitir credibilidad y potencial el perfil de la profesión

    Los posicionamientos, desde los colegios/asociaciones profesionales, son esenciales para unificar y guiar tanto a los profesionales como al público en general. Cuando se lanza una noticia mediatica cargada de confusión, los dietistas en Reino Unido (es donde yo ejerzo) recurrimos al posicionamiento de la asociación británica de dietistas. De esta forma no hay lugar a mal entendidos o mensajes contradictorios.

    Muchas gracias!

    • Hola Teresa,
      Muchas gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado el artículo.

      Yo también estoy fuera, concretamente en Suiza, y no sé si es porque aquí son muy diplomáticos o cuál es el problema, pero cuando veo estas guerras de poder y sabiduría en RRSS me da la sensación de que se nos va de las manos. Creo que cuando pasas un tiempo fuera y ves como trabajan otras personas, acabas viendo todo desde otro prisma completamente diferente.

      Ojalá tomásemos ejemplo de Reino Unido y alguien tuviera un papel de mediador, ya que nuestras asociaciones de nutrición, desafortunadamente, no siempre lo dan todo.

      Saludos,
      Victoria

      • Mi opinión es que las redes sociales las han tomado unos niñatos que actúan como matones de patio de colegio: o estás conmigo o estás contra mí. ¡Y es que además son del tipo “haz lo que digo y no lo que hago”! Tomar una copa de vino en la comida es la muerte pero no voy a poner una foto de las cañitas que me tomo con mis amigos el fin de semana!!!
        Y como son más listos que nadie (eso sí, sólo han publicado en un blog porque en una revista científica te iban a inspeccionar las chorradas que dices), pueden insultar a cualquier por muchos títulos que tenga, trabajo profesional a su espalda o publicaciones “de verdad”. Eso sí, como son los que más saben, se permiten dar formaciones online sin ninguna validez a precio de Universidad, y todo montado entre ellos. ¡Bochornoso!
        Y también tenemos a las Asociaciones de D-N que como son incapaces de ponerse de acuerdo entre ellas, mucho más de poner cordura y de establecer posicionamientos comunes.
        En fin, muy buen artículo Victoria. Y Teresa, he leído tus dos artículos sobre cómo trabajar en el extranjero y estoy por irme tal y como pinta aquí.

DEJAR UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here