Estoy embarazada, ¿qué alimentos debo evitar?

14
comida en el embarazo

Con este título podríais pensar que el siguiente artículo esta extraído de una sección de una revista del corazón (prensa rosa). Pero mi intención no es daros una información superflua sobre el tema, sino todo lo contrario. Muchas veces, las mujeres embarazas (o las que planean un futuro embarazo) me preguntan si es o no verdad lo que se describe en ese tipo de revistas. La información no siempre es clara y eso crea dudas, preguntas y miedos en las futuras mamás con respecto a los alimentos que deben o no comer. Por eso, pretendo describiros de manera detallada pero abreviada por qué se dan  algunas recomendaciones sobre evitar o no ciertos alimentos/sustancias durante esta etapa.

Antes, es importante recordar que durante los 9 meses que dura el embarazo el embrión se nutre a través del cordón umbilical que le une a la madre. Por lo tanto, la madre y el embrión intercambian nutrientes (agua, minerales, aminoácidos, glucosa, ácidos grasos…) que permiten la correcta formación del bebe. Teniendo esto en cuenta, se entiende porque ciertas sustancias, parásitos, bacterias, etc. que ingiere la madre pueden llegar al embrión y perjudicar su crecimiento y desarrollo.

Pescado y marisco. Mercurio versus omega 3

El pescado es un alimento imprescindible dentro de una alimentación saludable. Esto se debe a su calidad en proteínas, con aminoácidos esenciales, su poco contenido en grasas saturadas y la elevada proporción de ácidos grasos omega 3. Sin olvidar el aporte en vitaminas A, D, E, B6 y B12.

El problema está en las especies de gran tamaño como los grandes depredadores ya que, acumulan en su organismo una elevada cantidad de mercurio procedente de la contaminación medioambiental. Por eso, la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) recomienda a las mujeres embarazadas evitar el consumo de Pez espada, Tiburón, Atún rojo (Thunnus thynnus: especie grande, normalmente consumida en fresco o congelada y fileteada) y Lucio. Además del marisco, que también acumula gran cantidad de mercurio1.

¿Por qué perjudica al feto el consumo de estos pescados?

El mercurio (en su forma orgánica) que contienen posee una elevada toxicidad; se disuelve fácilmente en la grasa y atraviesa la barrera hemato-encefálica y la placenta pudiendo provocar alteraciones en el sistema nervioso central y en el desarrollo cognitivo del feto2.

¡NO TE PIERDAS!:  Prevención en el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama

¿Se debe evitar comer pescado durante el embarazo o sólo el pescado azul?

No. Como se describe al principio el consumo de pescado es esencial para una alimentación saludable. Sólo se deben evitar los pescados nombrados por la AESAN. Es cierto que los pescados azules contienen más mercurio que los blancos debido a su porcentaje graso, pero estos aportan gran cantidad de omega 3 (ácido graso poliinsaturado) que es vital para el desarrollo cerebral y ocular del bebe. Por ello, se recomienda a las mujeres embarazadas que consuman una gran variedad de pescados donde el pescado azul también este presente (unos 100g/semanales).

 Alimentos crudos

En general, el consumo de alimentos crudos durante el embarazo supone un riesgo de infección. Esto es debido a que pueden estar contaminados por bacterias o parásitos que llegan a través de la placenta al feto.

  • Toxoplasmosis3: provocada por un parásito, Toxoplasma gondii, que vive en el intestino de animales como en el de los gatos y los cerdos. Está presente en carne cruda o poco cocida (en especial cerdo, cordero o carne de caza), fiambres, frutas y verduras. Si la embarazada antes de quedarse en estado ya había estado infectada (mínimo de 6 a 9 meses antes) presenta inmunidad (protección) frente a este parásito. Los riesgos son lesiones en el cerebro, ojos y otros órganos del bebe.
  • Listeriosis4: provocada por una bacteria, Listeria monocytogenes, presente en carnes crudas, fiambres, pescado crudo o poco cocido, mariscos, frutas, verduras, leche sin pasteurizar y quesos blandos (a base de leche cruda). Los riesgos son alteraciones en el feto que pueden provocar aborto espontáneo, parto prematuro e incluso fallecimiento.

Así pues, ¿Se debe evitar comer todo tipo de alimentos crudos?

No. Sólo aquellos alimentos que no aseguren unas correctas medidas higiénicas y de eliminación de bacterias y parásitos. Como por ejemplo leche cruda, quesos sin pasteurizar (quesos frescos, brie, camembert, roquefort o feta), huevos crudos, productos de charcutería (patés, foie-gas), embutidos sin congelar previamente, derivados del pescado crudo o poco cocinado (sushi, salmón ahumado, caviar)5. Además, la guía del Ministerio de Sanidad recomienda consumir sólo carne cocinada como mínimo a 66ºC o congelada a menos de 20ºC mínimo durante 24 horas.

¿Qué pasa con las frutas y verduras?

No hay ningún problema siempre que se laven a conciencia antes de prepararlas o consumirlas. Para ello, se puede utilizar vinagre o lejía para uso alimentario (según las indicaciones del fabricante).

¡NO TE PIERDAS!:  Vídeo sobre la Lactancia materna

Nota: Destacar que una medida higiénica fundamental para no contraer infecciones es la de evitar la contaminación cruzada.

Carne de caza. Plomo

Para cazar animales como el ciervo, jabalí, codorniz, perdiz, conejo y liebre; se suelen utilizar municiones de plomo que contaminan la carne con este mineral. Hay evidencias claras sobre los efectos neurotóxicos del plomo en el feto, se ha visto que afectan en su desarrollo cerebral. En España, según la encuesta de alimentación realizada por AESAN en 2011, el consumo de carne de caza española no se conoce con exactitud. Además, el contenido en plomo de estos animales es muy variable ya que, no siempre se cazan con munición de plomo e incluso pueden provenir de granjas8.

Entonces, ¿Se puede o no comer carne procedente de estos animales?

Si se puede, a no ser que formes parte del grupo de población que consume de manera habitual carne de caza (familias de cazadores). En tal caso se debe limitar. De todas formas, es recomendable averiguar el origen de la carne, el método de caza y si se han seguido medidas para eliminar los restos de plomo del animal.

 Cafeína

La cafeína es una sustancia que traspasa la placenta y está presente en el café, té, refrescos de cola y chocolate. Existe un conflicto entre si el consumo de cafeína durante el embarazo es seguro o no, ya que no hay evidencias suficientes para afirmar que su consumo sea el causante de abortos espontáneos o un mal desarrollo neuronal y de peso al nacer del bebe. Aun así, los expertos recomiendan que las embarazadas no superen los 300 miligramos diarios de cafeína6.

¿Se deben de eliminar los productos con cafeína de la alimentación?

No, siempre y cuando no se deba a otro motivo indicado por un especialista como molestias digestivas. En el caso de consumir productos con cafeína se debe reducir su ingesta a menos de 300 mg/día. Algún consejo al respecto es tomar café descafeinado e infusiones (manzanillas, poleo, etc.).

Nota: A modo de orientación el contenidos aproximado de cafeína es: de una taza de café 105 mg, de una lata de refresco de cola 38 mg, de una taza de té 10 mg y de 40 g de chocolate negro 194 mg.

¡NO TE PIERDAS!:  Anemia, embarazo y lactancia

 Alcohol

En este caso no hay ninguna duda. Desde el momento que se sabe o se intuye que se está embarazada o incluso antes si el embarazo es planeado, se debe evitar el consumo de cualquier bebida alcohólica. El alcohol penetra en la sangre del feto casi en las mismas concentraciones en las que se halla en la sangre materna. Esto puede provocar en el feto un tamaño menor al normal, deficiencias neurodegenerativas,  malformaciones, un incremento de la tasa de mortalidad neonatal, complicaciones en el parto, un aborto espontáneo o un parto prematuro7.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Recomendaciones de consumo de pescado (Pez espada, Tiburón, Atún rojo y Lucio) debido a la presencia de mercurio. Fecha de acceso 19 de Octubre de 2013. URL disponible en: http://www.aesan.msssi.gob.es/AESAN/web/rincon_consumidor/subseccion/mercurio_pescado.shtml.
  2. Golding J, Steer CD, Hibbeln JR, Emmett PM, Lowery T, Jones R. Dietary Predictors of Maternal Prenatal Blood Mercury Levels in the ALSPAC Birth Cohort Study. Environ Health Perspect; 2013 Oct; 121(10):1214-8.
  3. Paquet C, Yudin MH. Toxoplasmosis in pregnancy: prevention, screening, and treatment. J Obstet Gynaecol Can. 2013 Jan;35(1):78-9.
  4. Lamont RF, Sobel J, Mazaki-Tovi S, Kusanovic JP, Vaisbuch E, Kim SK et. al. Listeriosis in human pregnancy: a systematic review. J Perinat Med. 2011 May; 39(3):227-36.
  5. Grupo de trabajo AESAN. Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en relación a la evaluación del riesgo asociado a la presencia de Listeria monocytogenes en pescado fresco o congelado. Revista del comité científico 2009; (10).
  6. Morgan S, Koren G, Bozzo P. Is caffeine consumption safe during pregnancy? Can Fam Physician. 2013 Apr; 59(4):361-2.
  7. Grant TM, Brown NN, Dubovsky D, Sparrow J, Ries R. The impact of prenatal alcohol exposure on addiction treatment. J Addict Med. 2013 Mar-Apr; 7(2):87-95.
  8. Grupo de trabajo AESAN. Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre el riesgo asociado a la pre­sencia de plomo en carne de caza silvestre en España. Revista del comité científico 2012: (15).
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros
COMPARTIR
Artículo anteriorProteína y deporte (II)
Artículo siguienteInvestigación no farmacológica: ¿la gran olvidada o la gran negligida? (y III)
Soy diplomada en Nutrición Humana y Dietética (CESNID). Tras colaborar como dietista en diversos Servicios de Nutrición a nivel clínico y deportivo, decidí realizar el Máster en Nutrición y Metabolismo (UB). Orienté el segundo año de máster hacia la investigación y por ello participé en estudios experimentales sobre la respuesta inmunitaria y los flavonoides del cacao. Actualmente trabajo en restauración colectiva hospitalaria y escribo artículos sobre alimentación-nutrición. Creo que la educación-intervención nutricional es fundamental para que se creen unos hábitos alimentarios saludables y se minimicen varios problemas de salud pública actuales. Sigo formándome y reciclándome, creo que nunca se sabe suficiente y que no hay una única verdad.

14 COMENTARIOS

  1. holA. es muy intersante todo lo q contais en vuestros articulos.
    Me gustaria q hablarais o me dijeseis q alimentos o que dieta es la mas apropiada ante la diabetes gestacional.
    muchas gracias!

    • Hola Elena,
      Es interesante tu sugerencia. Durante el embarazo el papel de la insulina (que regula la glucosa en sangre) puede verse afectado haciendo que la glucosa en sangre de la embarazada sea mayor de lo normal. Generalmente esto desaparece después del embarazo. La dieta que debes seguir es la misma que se aconseja a una mujer embarazada pero poniendo cuidado en los carbohidratos que consumes. Con esto último quiero decir que controles los azúcares. No sólo el que puedes poner en el café, si no los que hay en zumos de frutas envasados, bebidas gaseosas y azucaradas, bollería………

    • Hola Elena,
      Es interesante tu sugerencia. Durante el embarazo el papel de la insulina (que regula la glucosa en sangre) puede verse afectado haciendo que el nivel de glucosa en sangre sea mayor de lo normal. Generalmente esto desaparece después del embarazo. La dieta que debes seguir es la misma que se aconseja a una mujer embarazada pero baja en carbohidratos. Con esto último quiero decir que controles los azúcares. No sólo el que puedes poner en el café, si no los que hay en zumos de frutas envasados, bebidas gaseosas y azucaradas, bollería……… Procura leer las etiquetas!!
      Espero haberte ayudado

  2. Hola. Está genial el artículo, enhorabuena por vuestra web! El hígado es también peligroso para las embarazadas por el exceso de vitamina A no?

    Un saludo

    • Me alegro de que te guste mi artículo Daniel. La vitamina A esta dentro de las vitaminas liposolubles que tienen la característica de que son solubles en grasa y por ello, se almacenan principalmente en el hígado y en el tejido adiposo. Esto permite que tengamos unas reservas en el organismo y que durante el embarazo no se incrementen las necesidades de vitamina A. Una vez dicho esto respondo a tu pregunta: el hígado de los animales también almacena vitamina A y por lo tanto es rico en esta vitamina. Teniendo en cuenta esto y que las mujeres embarazadas no necesitan un aporte extra de esta vitamina que en exceso puede causar malformaciones en el feto….sí, no se recomienda comer hígado durante el embarazo.

    • Gracias Lucia!!! Me alegra ver que se ha entendido mi intención y que se entiende bien. Linkealo todo lo q necesites 🙂 un saludo

  3. Me ha llamado la atención eso de que el pescado es ESENCIAL para llevar una alimentación saludable. ¿Entonces las dietas vegetarianas no lo son?

DEJAR UNA RESPUESTA