Intolerancia a la lactosa

intolerancia a la lactosa
intolerancia a la lactosa

¿En ocasiones sientes náuseas, vómitos, hinchazón y distensión abdominal?, ¿Sueles tener problemas de gases abdominales, flatulencias y/o diarrea?, ¿Éstos síntomas suelen darse tras la ingestión de lácteos? Quizás, sea el momento de valorar si eres intolerante a la lactosa. Sería recomendable que todos estos síntomas se los consultases a tú médico, él es quien realmente te dará un diagnóstico fiable. Pero, si aún no te has decidido a pisar su consulta, tal vez quieras probar a evitar los alimentos que contengan lactosa y comprobar por ti mismo/a si éstos síntomas mejoran o incluso desaparecen.

Qué es la lactosa

Es un disacárido que se encuentra en la leche, y que tras su ingestión avanza hasta el intestino delgado, donde normalmente se debería encontrar la enzima lactasa, que es la responsable de descomponer la lactosa en sus azúcares más simples (glucosa y galactosa) para que puedan ser absorbidos por el flujo sanguíneo. Pero, ¿Qué ocurre cuando la actividad de la lactasa es demasiado baja o incluso está ausente? Es entonces cuando la lactosa no se puede digerir y avanza a lo largo del intestino, reteniendo agua por efecto osmótico y sometiéndose a procesos de fermentación por la flora bacteriana presente en el colon, aumentando así la producción de ácidos grasos, C02 e H2, y originándose de esta forma el dolor cólico abdominal, el meteorismo y/o diarrea que aparecen entre minutos y horas tras la ingesta de lactosa.

¡NO TE PIERDAS!:  Cocinar sin gluten

En algunos casos, la relación causa-efecto de esta deficiencia es difícil de observar, debido a que la dosis umbral de sensibilidad de algunas personas es bastante alta y por ello no se relaciona con la ingestión de lácteos, mientras que otras ingieren mínimas cantidades de lactosa y notan sus efectos inmediatamente.

Publicidad

Si ya sabes que presentas esta deficiencia, es conveniente que conozcas tu nivel individual de tolerancia, adicionando a tu dieta sin lactosa pequeñas cantidades de ésta y con ello conocer tu grado de permisividad,  para así planificar tu tratamiento nutricional de la forma más eficaz posible.

Generalmente, se tolera mejor la lactosa si va acompañada de otros alimentos. Además, las sustancias que actúan enlenteciendo el vaciado gástrico, tales como la fibra o los alimentos sólidos, pueden resultar una medida efectiva para mejorar su tolerancia. También, la sustitución de la leche por productos lácteos de mayor viscosidad, como la leche fermentada y el yogur, parecen mejorar los síntomas gastrointestinales característicos. La tolerancia a estos productos, podría explicar el hecho de que en zonas como México, países centro-africanos, árabes o Tailandia, donde es común que el 80-90% de la población sea intolerante a la lactosa, se dé un elevado consumo de productos lácteos cultivados y yogures. Otras medidas pueden ser el uso de fármacos con lactasa o el consumo de alimentos bajos en lactosa.

¡NO TE PIERDAS!:  El Síndrome metabólico, un problema grave de Salud Pública

A continuación, exponemos una tabla que resume básicamente los alimentos a los cuáles un intolerante a la lactosa debe prestar atención.

Presencia de lactosa en alimentos

Alimentos prohibidos

Leche de vaca, batidos y cremas de leche, margarina y mantequilla, postres lácteos, helados, salsa bechamel.

Ingredientes prohibidos

Lactosa, trazas de leche, cuajo, suero, suero en polvo, caseína, caseinato, caseinato de sodio, proteínas de leche, grasas de la leche, lactoalbúmina, lactoglobulina.

Alimentos que pueden contener lactosa

Quesos frescos y fermentados, purés y sopas, pan y pasteles, fiambres y embutidos, pasteles y frituras de carne, flanes, purés de patatas, crema o puré, bollería, tostadas, tartas, sorbetes, aderezo de ensaladas y mayonesas, cereales enriquecidos, precocinados, sopas instantáneas, rebozados, chocolate con leche y sucedáneos de chocolate.

Productos que pueden contener lactosa en pequeña proporción

Algunos medicamentos, complejos vitamínicos, dentífricos.

 

Al ser los lácteos la principal fuente de calcio de nuestra dieta, sería recomendable valorar el uso de suplementos de calcio, en intolerantes a la lactosa, por su frecuente restricción en el consumo de los mismos.

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

4 COMENTARIOS

  1. Quina opinió us mereixen els suplements de lactosa que es prenen una estona abans de l’àpat? Me n’ha parlat una amiga i no sé si refiar-me’n.

    Gràcies!

    • Hola! Mira jo sóc celíaca amb intolerància a la lactosa o sigui que si haig d’anar a dinar a fora, de les poques coses que puc menjar (com una amanida) i que no portin gluten SÍ porten lactosa o bé alguns dels seus derivats. I com que no vull jugar-me-la em prenc aquests suplements: la LACTASA. I t’haig de dir que van fenomenal i no donen cap problema. Ara bé, el que sí que et recomano són els comprimits de 9000 FCC de la marca NUTIRA ja que depenent del teu grau d’intolerància i del que mengis, l’altre se’t quedaria “curta”.

    • Perdona Martona porque se nos había quedado este mensaje sin responder. Los suplementos de lactosa son una buena solución para momentos puntuales. Tienes que estar segura que tu intolerancia es a la lactosa y no a alguna proteína de la leche ya que estos compuestos son indicados para las personas que no producen suficiente lactasa.
      El suplemento debe ser ingerido antes de una comida en la que vayas a consumir algún lácteo. Son de utilidad cuando no controlas lo que vas a comer o tienes una comida especial donde no es posible elegir el menú.
      Gracias y un saludo

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.