Los efectos de la L-Carnitina: ¿ciencia o marketing?

Schwarzenegger marcando bíceps
Arnold Schwarzenegger, icono del culturismo en los 70.

La carnitina es un nutriente no esencial presente en la dieta que colabora en el transporte de los ácidos grasos de cadena larga al interior de la mitocondria para su posterior oxidación y obtención de energía. La L-Carnitina se usa como suplemento alimenticio de deportistas para obtener ayuda ergogénica nutricional (sustancias que se ingieren para mejorar la capacidad de realizar un determinado trabajo físico o el rendimiento deportivo).

En el artículo Suplementación con L-Carnitina para deportistas” ya profundizamos sobre el papel que tiene la carnitina en el organismo, comentamos algunos de sus efectos y su dosis recomendada. Sin embargo, este artículo pretende investigar hasta qué punto el marketing puede “manipular” las evidencias científicas a la hora de anunciar y vender un producto.

¿Cómo nos venden la L-Carnitina?

En primer lugar, vamos a exponer los efectos atribuidos a la L-Carnitina en aquellas páginas web (bastante numerosas, por cierto) que se dedican a la comercialización de éste y otros productos similares.

Muchas páginas web (Proe Nutrition, My Protein, Fitnasio, EBM, Alimentación Sana, etc.) anuncian y comercializan la L-Carnitina atribuyéndole propiedades como las siguientes:

  • Aumento de la fuerza por aumento de la masa muscular.
  • Aumento de la resistencia.
  • Aumento de la potencia.
  • Propiedades antiedad y nutritivas.
  • Contribuye a la pérdida de peso y de grasa corporal.
  • Puede ayudar a mejorar el rendimiento mental.
  • Suprime el apetito.
  • Reduce la fatiga.
  • Aumenta la capacidad aeróbica del organismo para ayudar a quemar más calorías.
  • Ralentiza el proceso de pérdida de masa ósea.
  • La toma de L-Carnitina después de un ataque al corazón disminuye las posibilidades de sufrir otro posterior.
  • Mejora de la infertilidad masculina. Ayuda a mejorar tanto el conteo de los espermatozoides como la calidad del esperma.
  • Tomado en combinación con el periodo de lactancia materna ayuda a que las madres primerizas puedan perder más rápido el peso ganado durante el embarazo.
  • Ayuda a las personas diabéticas incrementando la oxidación, el almacenamiento y la captación de glucosa.
  • Actúa como un antioxidante, previniendo el daño causado en las células sanas por los radicales libres.
  • Protege al cerebro del daño cerebral relacionado con la edad y el estrés, lo que ayuda a que este órgano funcione más y mejor.

Los efectos reales de la L-Carnitina

De forma simultánea, se ha llevado una búsqueda bibliográfica en artículos científicos publicados en revistas con un alto rigor en sus publicaciones. Así, los resultados obtenidos acerca de la suplementación con L-Carnitina son los siguientes:

  • No hay indicios de que la suplementación con L-Carnitina produzca efecto alguno sobre la frecuencia cardiaca.
  • En actividades de intensidad media/baja (50% VOmáx) se ha observado que la suplementación con L-Carnitina a largo plazo reduce la utilización de glucógeno muscular, lo que significa una mejor y más rápida recuperación después del ejercicio.
  • La L-Carnitina administrada de forma aislada no produce efectos significativos en comparación con su administración conjunta con carbohidratos, puesto que si se administra de forma aislada tiende a excretarse vía urinaria.
  • No hay evidencias científicas contundentes (existe mucha controversia) de que la suplementación con L-Carnitina aumente la oxidación de ácidos grasos. Por tanto, tampoco hay suficientes evidencias de que ayude a la pérdida de peso.
  • Con la suplementación no se ven afectados los niveles de lípidos sanguíneos (HDL, LDL, colesterol).
  • La suplementación con L-Carnitina a bajas dosis puede producir aumento de la fuerza.
  • Igualmente, a dosis bajas también se consigue una disminución en la producción de lactato, retardando la aparición de la fatiga muscular.

Finalizadas ambas búsquedas, podemos comprobar que si administramos carnitina vía oral el único efecto notable y corroborado científicamente que encontramos es que el perfil de fuerza aumenta, que disminuye la acumulación de lactato y reduce el uso de las reservas de glucógeno, traduciéndose en una disminución de la fatiga. Sin embargo, el resto de efectos que se han encontrado anunciados en las páginas web no son reales y carecen de rigurosidad científica.

Así, podemos concluir que Internet es una herramienta muy útil pero que hay que saber manejar. A nuestro alcance se encuentran multitud de páginas web que se dedican a vender ayudas ergogénicas, dar consejos dietéticos de mano de personas inexpertas o no profesionales, etc. Estas páginas buscan venderte un suplemento sin indicar sus posibles efectos secundarios y destacando sus propiedades “prodigiosas”, no siempre contrastadas científicamente. También se ha podido comprobar en la búsqueda web que, en muchas de las sustancias vendidas en Internet, no existe siquiera una descripción de su composición y, aunque existiera, no sabríamos con total certeza si habría alguna omisión de componentes. Si fuera así, alguno de los componentes omitidos podría poner en riesgo la salud o encontrarse dentro de la lista de sustancias dopantes de la WADA (Agencia Mundial Antidopaje). Sea como fuere, la adquisición de estas sustancias vía Internet nunca es seguro por todas las cuestiones mencionadas anteriormente.

 

¡NO TE PIERDAS!:  Diabetes gestacional

BIBLIOGRAFÍA

  • Burke Louise (2009) / Nutrición en el deporte: un enfoque práctico. Editorial médica Panamericana.
  • García Baeza, M. (2015). Uso de la L-carnitina como ayuda ergogénica. Mito o realidad. Trabajo Fin de Grado.
  • Jacobs Patrick L. & Goldstein Erica R. (2010) / Long-term glycine propionyl-l-carnitine supplemention and paradoxical effects on repeated anaerobic sprint performance. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 7: 35-42.
  • Koeth Robert A., Wang Zeneng, Levison Bruce S., Buffa Jennifer A., Org Elin, Sheehy Brendan T., Britt Earl B., Fu Xiaoming, Wu Yuping, Li Lin, Smith Jonathan D., DiDonato Joseph A., Chen Jun, Li Hongzhe, Wu Gary D., Lewis James D., Warrier Manya,Brown  J. Mark, Krauss Ronald M., Tang W. H. Wilson, Bushman Frederic D., Lusis Aldons J. and Hazen Stanley L. (2013) / Intestinal microbiota metabolism of L-carnitine, a nutrient in red meat, promotes atherosclerosis. National Institutes of Health, 19 (5): 576-585.
  • Stephens Francis B., Constantin-Teodosiu Dumitru, Laithwaite David, Simpson Elisabeth J., and Greenhaff Paul L. (2006) / An acute increase in skeletal muscle carnitine content alters fuel metabolism in resting human skeletal muscle. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 91 (12): 5013-5018.
  • Wall Benjamin T., Stephens Francis B., Constantin-Teodosiu Dumitru, Marimuthu Kanagaraj, Macdonald Ian A. and Greenhaff Paul L. (2011) / Chronic oral ingestion of L-carnitine and carbohydrate increases muscle carnitine content and alters muscle fuel metabolism during exercise in humans. The Journal of Physiology, 589(4): 963-973.
¡NO TE PIERDAS!:  ¿Cómo tener un buen fondo de armario de verduras?

WEBGRAFÍA

 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros
COMPARTIR
Artículo anteriorAcido fólico y nutrientes esenciales durante el embarazo
Artículo siguienteNutrientes con potencial para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal
Paloma Fortes
Dietista-Nutricionista. Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Granada (UGR). Actualmente curso un Máster en Nutrición Clínica, también por la UGR. Amante de la música, el deporte y, cómo no, de la nutrición. Aunque lo que siempre me gustó fue la nutrición deportiva, a lo largo del Grado empecé a desarrollar un mayor interés por la nutrición clínica y, especialmente, por los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Mi motor de actividad es promocionar una vida activa y una mayor consciencia de la repercusión que tiene la alimentación en nuestra calidad de vida. Estoy dispuesta a acabar con el tópico "dieta = sacrificio".

DEJAR UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here