fbpx
Publicidaddietista nutricionista online
Inicio Salud Cardiovascular Una dieta cardiosaludable

Una dieta cardiosaludable

Es importante conocer el significado correcto del término dieta así como sus diferentes connotaciones de cara a hacer un uso correctote él. Si pensamos en los orígenes de la palabra dieta dicha procede del latín diaeta, y ésta a su vez del griego jiaita, que significa “régimen de vida”. Por tanto “Dieta Cardiosaludable” o dieta, en términos generales, no significa régimen de adelgazamiento o privación del comer, si bien es otro de los significados que también presenta esta palabra.

Es más, en la población enferma, dieta se entiende como aquel régimen que se manda observar a los enfermos convalecientes en el comer y beber y por extensión esa comida y bebida (DIETOTERAPIA), según aparece recogido en el Diccionario de la Real Academia Española. Luego DIETA EQUILIBRADA, se define como el conjunto de sustancias que se ingieren habitualmente como alimento y que nos permiten mantener un adecuado estado de salud y una capacidad de trabajo. Como características de ella destacan: ser variada, completa, equilibrada, suficiente y adecuada a las características del sujeto e inocua.

La dieta cardiosaludable

Como en muchas otras patologías crónicas, hoy por hoy cada vez son más numerosas las evidencias que ponen de manifiesto la importancia de la dieta como una parte más a considerar dentro del tratamiento terapéutico y general de cualquier patología. La enfermedad cardiovascular es un buen ejemplo de ello. En esta patología la base de la dieta, a la que denominamos “Dieta Cardiovascular o de Protección Cardiovascular”, es la dieta mediterránea, con las modificaciones que requiere cada paciente de manera totalmente individual, y por supuesto, teniendo en cuenta sus características antropométricas y la/s patología/s que curse junto a la afección cardiaca.

- Publicidad -

Por tanto, no se trata ni existe una dieta que sea especial y específica frente a la patología cardíaca, sino que se trata de una dieta sana y equilibrada cuyo máximo exponente en la actualidad es la Dieta Mediterránea, tal y como ha sido reconocida por organismos internacionales.

Como se sabe, la dieta tradicional de los países de la cuenca mediterránea, se ha visto influenciada por diversas culturas durante miles de años, y beneficiada por las características geográficas de la zona de comercio marítimo. El concepto de dieta mediterránea y su beneficio para la salud, está actualmente reconocido, gracias a múltiples estudios epidemiológicos, que comenzaron a raíz del estudio de los siete países, base científica que atribuyó virtudes saludables a la dieta mediterránea, puesto que los resultados mostraron un menor índice de mortalidad, principalmente por accidentes cardiovasculares, en las poblaciones desarrolladas alrededor de esta área.

La tradicional dieta mediterránea reúne bajo sus características todos los alimentos recomendados para prevenir la enfermedad cardiovascular o reducir su morbimortalidad, como son: un consumo elevado de aceite de oliva, frutas y vegetales frescos, legumbres, cereales y pescado, y por otro lado, una baja ingesta de carnes y grasas saturadas, azúcares simples y lácteos, así como por una ingesta moderada de alcohol. Esto implica desde el punto de vista nutricional un mayor consumo de grasas insaturadas y menor de saturadas, más alimentos naturales con más fibra y sustancias antioxidantes, y una menor ingesta de proteínas y azúcares refinados.

Existen múltiples formas de representar las características fundamentales de una dieta. Una de estas es en forma de pirámide (la Pirámide de la alimentación saludable que todos conocemos). En ella se reúnen las fuentes alimentarias más destacables con las reseñas sobre la frecuencia de consumo recomendadas.

En el último siglo la dieta habitual de los países mediterráneos se ha visto modificada notablemente, debido al cambio en los estilos de vida, y a las grandes presiones comerciales que lleva implícita la globalización del mundo actual. El resultado ha sido una importante modificación de la dieta tradicional y sus patrones de ingesta, que han pasado a ser patrones típicos de países industrializados occidentales, con una importante ingesta de alimentos de origen animal (carnes y productos lácteos), y un consumo más bien bajo de alimentos vegetales (frutas, hortalizas, cereales y frutos secos). Este patrón desequilibrado se caracteriza por una ingesta alta de grasas saturadas y azúcares refinados, y baja de fibras y micronutrientes. Esto se ve complementado con la actual influencia del consumo de alimentos “enriquecidos” y suplementos dietéticos con los que se trata de compensar las carencias vitamínicas y minerales, muy presentes en la población actual de estos países.

Como ya se hizo referencia, la dieta mediterránea se puede considerar el “prototipo de dieta” en la prevención de enfermedades cardiovasculares, así como un estándar básico para una dieta equilibrada y saludable, para la población general, a fin de lograr una mayor expectativa de vida y reducir el riesgo cardiovascular. Son múltiples las evidencias científicas que confirman esta recomendación, lo cual ha llevado a que se encuentre en las principales directrices nutricionales de sociedades internacionales como la del corazón, la diabetes, etc.

- Publicidad -
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

PIDE CITA CON UN NUTRICIONISTA

Reserva hora y ten una visita con un nutricionista de Alimmenta mediante videoconferencia. Cambia de hábitos hoy mismo con la ayuda de Alimmenta.

Artículo anteriorVerdades y mentiras sobre la soja
Artículo siguienteLa dieta del gimnasio
Gracia Casado Fernández
Comencé mi formación con el CFGS de Dietética y tras él la Diplomatura de Nutrición, Máster Oficial de Nutrición Humana y Máster en Profesorado; paralelamente tanto durante la etapa educativa como laboral he sido miembro en proyectos de investigación y estudios de nutrición, realicé publicaciones y prácticas en el ámbito hospitalario (Complejo Hospitalario de Carlos de Haya, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria. Provincia de Málaga), y actualizo mis conocimientos con cursos y formación complementaria.

2 COMENTARIOS

  1. Infintamente agradecido, tomare muy encuenta sus recomendaciones nutricionales profesionales, ya que soy un paciente con problemas de metabolismo y soy muy comelon.

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

Últimos artículos

NUTRICIONISTA ONLINE

dietista nutricionista online

Recibe gratis en tu correo información sobre alimentación y salud escrita por dietistas-nutricionistas.

Su e-mail no será compartido nunca con terceros