Verdades y mentiras sobre la soja

plantación de soja
soja

La semana pasada me enviaron un cuestionario para la revista Elle sobre la soja y me gustaría compartir las respuestas con los lectores del blog.

Las leches preparadas con soja son peligrosas para los bebés

Las leches de sustitución elaboradas a base de soja son una alternativa en la alimentación infantil en casos de bebés que presentan alergia a la leche de vaca o intolerancia a la lactosa.

Se recomienda que estos preparados no se den antes de los 6 meses de edad, eligiendo fórmulas adaptadas a los lactantes. Debido a la presencia de sustancias “antinutrientes” presentes en la soja que limitan la absorción de algunos minerales, se aconseja elegir fórmulas enriquecidas en  minerales como el calcio, fósforo, hierro o zinc.

Causan infertilidad, desequilibrio hormonal y un efecto feminizante en los hombres

Según la evidencia científica el consumo de soja y sus derivados no causa infertilidad ni desequilibrio hormonal sobre el hombre. Las isoflavonas presentes en la soja no alteran los niveles de hormonas sexuales masculinas, y por lo tanto no causan efecto feminizante en el hombre.

Provocan bocio

El bocio es un agrandamiento de la glándula tiroides que está situada en el cuello y puede estar relacionado tanto con hipertiroidismo como hipotiroidismo. La aparición del bocio puede deberse a un aporte insuficiente de yodo a través de los alimentos de la dieta, aunque en países como España es un hecho poco común a día de hoy.

¡NO TE PIERDAS!:  Tratamiento de temas alimentarios en las revistas dirigidas a mujeres: ¿fuente de (des)información? (y II)

Sin embargo, alimentos como la col, repollo, coliflor, coles de Bruselas, brócoli, nabos, rábanos, y mostaza contienen compuestos bociógenos de forma natural en su composición, que limitan la capacidad de absorción del yodo.

En el caso de la soja, hay estudios que relacionan su consumo con una mayor dificultad en la absorción de la hormona tiroidea, de ahí su posible vínculo con problemas como el hipotiroidismo, pero hasta el momento no hay suficiente evidencia científica que permita asegurar que exista dicha relación.

Pueden incrementar el riesgo de cáncer de mama

semillas de soja
La soja

Son varios los estudios hechos hasta el momento con la finalidad de determinar el efecto de la soja y las isoflavonas sobre su posible prevención en el cáncer de mama y próstata. Hasta el momento, los resultados muestran que las isoflavonas de la soja podrían actuar protegiendo el material genético presente en las células frente a los compuestos cancerígenos, pero estos resultados se han obtenido con dosis de fitoestrógenos muy superiores a los que se consumen normalmente a través de la dieta.

La incidencia de cáncer de mama en mujeres asiáticas es un 30-50% menor que en las occidentales y la clave parece estar en el consumo de soja en edades tempranas, pero hay que ser prudentes y esperar los resultados de próximos estudios.

¡NO TE PIERDAS!:  Dieta para la menopausia

¿Lucha contra el insomnio?

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer donde la producción de estrógenos cada vez va siendo menor. Los fitoestrógenos, presentes en la soja, desempeñan en el organismo un papel similar al que ejercen las hormonas femeninas. Esto supone un beneficio en cuanto a la reducción de los síntomas típicos de la menopausia, y entre esas mejoras que se producen está la reducción de sofocos, cefaleas, cansancio, melancolía e insomnio entre otras.

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

2 COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí