Los helados son unos de los postres y snacks más demandados en verano, un manjar que gusta a niños y mayores, no exento de azúcares y grasas en cantidades industriales, de hecho, a los helados se les suele incrementar la cantidad de azúcar ya que el frío “adormece” nuestras papilas gustativas y no percibimos bien el sabor. Al incrementar el azúcar incrementamos el riesgo de sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades derivadas.

Si optamos por los poletes de hielo en lugar de los de crema estaremos reduciendo bastante las calorías, pero no es el caso del azúcar que seguirá presente en gran cantidad como norma habitual a menos que no sean helados especialmente elaborados para un público que por sus patologías tengan limitados los hidratos de carbono refinados.

Muchos de los helados nos los venden como saludables indicando en el etiquetado que llevan frutas o zumo de frutas, pero realmente lo hacen en mínima cantidad, en un porcentaje muy pequeño. Otros helados de moda que se venden insinuando que son saludables son los helados de yogur, cuya composición dista mucho de parecerse a un yogur natural en cuanto a calorías, grasas o azúcares añadidos, de nuevo la industria alimentaria se empeña en vendernos un producto decorado con marketing alimentario para que lo consideremos como saludable cuando realmente no lo es.

Hoy no voy a entrar en análisis de helados industriales, os voy a dar recetas de Nana Ice Cream para que elaboréis vuestros propios helados con base de frutas, de forma rápida, sin heladera, para un postre puntual es una excelente elección que puede sustituir a una pieza de fruta. Los/as más atrevidos/as podéis ir dejando volar vuestra imaginación, seréis capaces de montar tartas heladas para celebraciones o barquetas sorprendentes para compartir.

¡NO TE PIERDAS!:  ¿La alimentación crea tendencias?

¿Qué son los Nana Ice Cream?

Los Nana Ice Cream son helados con base de plátano maduro (banana, de ahí su nombre), la cremosidad y azúcar natural que aporta el plátano nos da la textura y el punto dulce que buscamos. A esta base le puedes añadir la fruta que quieras, aromatizantes naturales (vainilla, naranja, limón, canela…), un poco de yogur o queso fresco -para darle el punto lácteo- y para endulzar, en el caso de que lo hagáis (yo no lo endulzo pues ya me sobra con el punto de la fruta madura) podéis hacerlo con stevia, un poquito de miel o un par de dátiles triturados en el mismo proceso de elaboración.

No os voy a complicar la vida, os dejo varias bases fáciles de diferentes sabores, en casa os toca a vosotros crear combinaciones a vuestro gusto. Una muestra de lo buenos que están es que pasamos la prueba más exigente de nuestros catadores profesionales y consumidores en potencia: los niños. Si a ellos les gusta, en este caso es afirmativo, ¡tenéis garantizado el éxito! Por cierto, los he presentado en un cumpleaños infantil y han arrasado, no podía dejar de compartir las recetas para alegrar y refrescar vuestro verano. Veréis que fácil, versátil y rápido de hacer. No parto de ningún libro de recetas, son de mi recetario particular y abierta a modificaciones.

  • Nana ice cream de fresa. ½ plátano grande maduro troceado y congelado, 1 taza pequeña de fresas troceadas congeladas, 5 cucharadas soperas de yogur de fresa congeladas. Opcional: endulzante. Toppings: fresas y plátano desecados.
  • Nana ice cream de melocotón. 1/2 plátano grande maduro troceado y congelado, ½ melocotón troceado congelado, 5 cucharadas de yogur natural congelado. Opcional: endulzante. Toppings: orejón picado o melocotón desecado.
  • Nana ice cream de piña colada. ½ plátano grande maduro troceado y congelado, 1 rodaja de piña madura natural o envasada sin azúcar, troceada y congelada, 1 cucharada sopera de coco rallado, 5 cucharadas de yogur de coco congelado. Opcional: endulzante. Toppings: piña desecada, coco rallado tostado o láminas de coco desecado.
  • Nana ice cream de sandía. ½ plátano grande maduro troceado y congelado; 1 taza pequeña de sandía sin pepitas, troceada y congelada; 30gr de queso fresco o 5 cucharadas de yogur natural congelado. Opcional: endulzante. Toppings: gotas de chocolate negro, plátano desecado.
  • Nana ice cream de papaya. ½ plátano grande maduro troceado y congelado, 1 taza pequeña de papaya troceada congelada, 5 cucharadas de yogur natural congelado. Opcional: endulzante. Toppings: papaya y plátano desecados.
  • Nana ice cream de melón con té matcha. ½ plátano grande maduro troceado y congelado, 1 taza pequeña de melón galia maduro, troceado y congelado, 1 cucharadita pequeña de té verde matcha, 5 cucharadas de yogur natural cremoso de soja congelado. Opcional: endulzante. Toppings: melón desecado, pistachos picados o virutas de chocolate negro.
¡NO TE PIERDAS!:  Salmón a la parrilla con pomelo rosa

Pasos/elaboración: congelar la fruta troceada para que resulte más fácil y rápido triturarlas evitando que se descongele el producto final; procesar en picadora o robot de cocina que cuente con la suficiente potencia, bastarán unos segundos. Servir al momento en vasitos individuales, copas, tarrinas decorativas especiales, en forma de bola sobre un cucurucho, tulipas o reciclar la piel de medias frutas vacías (limón o naranja).

Lo puedes hacer antes de comer y reservarlo en el congelador hasta el momento de servir el postre. No dejes mucho tiempo las frutas congeladas si no están bien conservadas pues crearán escarcha y el resultado final será muy aguado. Aprovecha las frutas maduras o pasadas para elaborar estos deliciosos y saludables helados.

Ventajas.

Son aptos para vegetarianos, diabéticos, dietas hipocalóricas, intolerantes a la lactosa (los lácteos son opcionales y sustituibles por más fruta o bebidas vegetales), libres de gluten, apto para personas con problemas de masticación, sin azúcar, bajos en calorías, sin grasa, ricos en fibra y fuente de antioxidantes, digestivos al ir triturados, las personas mayores que toman poca fruta en verano o pueden sufrir deshidratación por inapetencia de agua tienen una opción apetecible para ingerir fruta de forma fácil y agradable a la vez que se hidratan y reponen nutrientes.

Haz tu “Nana Ice Cream” favorito y compártelo con nosotros en las redes sociales.

¡NO TE PIERDAS!:  Mejillones al vapor con vinagreta

Imagen: Yoshiko314, Flickr.

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros
COMPARTIR
Artículo anterior¿Puede un refresco ser saludable?
Artículo siguienteMenú semanal vegetariano 2
Dietista freelance, asesora nutricional, cocinera y estudiante de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Mi gusto por la gastronomía y la pasión por los alimentos ha originado que, desde edad bien temprana, me involucre en un mundo de infinitos contrastes, sabores y placeres culinarios. Fomentar la salud a través de los alimentos ha sido la mayor de las satisfacciones. De Lepe (Huelva).

2 COMENTARIOS

  1. Hola, me encantaron las recetas. Pero queria hacer una consulta, platano o banana?
    Soy Argentina y aca se consiguen las dos cosas, aunque el platano lo tengo mas habitual para realizarlo en preparaciones fritas por ejemplo.
    Y la banana se consume de manera directa.
    Muchas gracias!

DEJAR UNA RESPUESTA