Casi sin darnos cuenta, ya han pasado las deseadas vacaciones y volvemos a nuestra rutina de siempre. Con un poco de suerte, habremos conseguido recargar pilas y volver llenos de energía para afrontar nuevos retos.

A estas alturas ya hemos vuelto al trabajo, los niños al cole, las extraescolares, el gimnasio y un largo etc. Pero es probable que todavía no todo esté en orden. Muchas veces durante las vacaciones perdemos nuestra regularidad intestinal y existe cierta tendencia al estreñimiento.

Si es tu caso, o simplemente quieres mejorar tus hábitos alimentarios, te aconsejamos tomes nota de las siguientes recomendaciones para que, ahora sí, todo vuelva a estar en orden.

Publicidad

Debemos tener en cuenta 4 puntos básicos: aumentar el consumo de fibra, beber suficiente agua, tomar bacterias beneficiosas y hacer ejercicio.

Veámoslas un poco más al detalle.

La fibra es esencial para la salud intestinal

Acuérdate de las 5 raciones de fruta  verdura al día:

  • Serian 2 raciones de vegetales todos los días, es decir, tanto en la comida como en la cena tiene que haber una porción de verdura o ensalada. Te recomendamos especialmente escarola, berenjena, alcachofas, endibias, rábanos, espárragos y espinacas.
  • Y 3 raciones de fruta cada día: Por ejemplo, 2 a modo de postre y otra a media mañana o a media tarde. Por su demostrada acción contra el estreñimiento, te aconsejamos que una de las raciones de fruta que tomes sea kiwi. Son varios los estudios que demuestran que consumir dos kiwis a diario mejora el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. Este beneficio viene dado por su contenido en fibra soluble (que produce heces más blandas por que retiene agua) y en fibra insoluble (que aumenta el volumen de las heces). 

kiwis con fibra

El agua, sin ella la fibra no puede ejercer su función

Bebe aproximadamente entre 1,5 a 2l de líquidos al día, el agua es la mejor elección. Este punto es importante para conseguir una adecuada hidratación. Si al organismo le falta agua, la extraerá en mayor parte de los alimentos que consumas, de manera que el residuo será más seco y dificultará su expulsión. En cambio si acompañas los alimentos ricos en fibra con agua, ayudará a hidratar las heces, aumentar su tamaño y facilitar su desplazamiento a lo largo del intestino.

Para una flora sana toma lácteos fermentados

El yogur y otros lácteos fermentados contienen bacterias beneficiosas que ayudaran a mejorar tu flora intestinal, esencial para el correcto funcionamiento de tu intestino. 

El ejercicio mejora la circulación sanguínea

Practica ejercicio de forma habitual. Además de sus beneficios físicos o psicológicos, mantenerse activo ayuda a mejorar la circulación sanguínea general y también la microcirculación de la zona intestinal, y estimula los movimientos peristálticos, es decir los movimientos del intestino mejorando su tránsito.

 

Publicidad
¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Introduzca su comentario!
Por favor, escriba su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.