Los deportistas, tanto los que compiten como los que lo practican por hobby o salud, suelen estar muy atentos a sus entrenos. La mayoría de ellos aprenden los diferentes tipos, intensidades y tiempos que deben trabajar. Aunque existe otro tipo de entreno que a menudo se pasa por alto pero que es igual de relevante para su rendimiento, forma física y salud, se trata de lo que conocemos como ENTRENAMIENTO INVISIBLE.

El entreno invisible es aquel que se practica fuera de los entrenos marcados como tal, y muchos expertos aseguran que es lo que diferencia a los buenos deportistas de los mejores. Dentro del entreno invisible entran una serie de hábitos saludables como el descanso, la preparación psicológica o la alimentación.

Dentro de la planificación nutricional hay que tener en cuenta, por un lado la hidratación, por otro las necesidades energéticas y la recuperación, y finalmente la protección contra los daños causados por el sobreesfuerzo.

¿Cómo protegernos de los sobreesfuerzos del entrenamiento?

Durante y después de la práctica del ejercicio intenso, se produce una oxidación de nuestras células por lo que proveer a nuestro cuerpo con vitaminas antioxidantes es de gran relevancia.

Hoy en concreto os queremos hablar del kiwi, una fruta que puede ser un buen aliado para el deportista por su gran valor nutricional.

  • El kiwi es rico en antioxidantes: vitamina C, vitamina E, carotenoides y polifenoles. Dichas sustancias ayudan a neutralizar los radicales libres que se crean durante la práctica deportiva. De este modo se reduce el daño que sufren las células a causa de la oxidación.
  • El kiwi es una gran fuente de vitamina C. El kiwi contiene el doble de vitamina C que la naranja. 100 g de kiwi verde aporta el 150% de las necesidades de vitamina C, y en el caso del amarillo llega al 250%. La vitamina C es esencial para la estructura y función del músculo por su papel como formador de colágeno.
  • El kiwi también es rico en potasio. El potasio es un electrolito que se pierde a través del sudor y que es necesario para el funcionamiento normal de los músculos. El kiwi tiene una cantidad de potasio similar a la del plátano.
  • El kiwi contiene actinidina, una enzima que ayuda a digerir proteínas. Las proteínas son un nutriente importante en la recuperación muscular del deportista. Si se consume kiwi junto a una comida rica en proteínas, se facilitará su digestión y absorción potenciando así su recuperación.
  • El kiwi también puede ser interesante antes del ejercicio, por bajo índice glucémico. Esto significa que los azúcares que contiene se absorben de forma paulatina, aportando energía poco a poco.
¡NO TE PIERDAS!:  10 reglas relevantes en la nutrición deportiva

 Así que el kiwi, por su composición nutricional puede ser un gran suplemento para los deportistas.

 

¡Mantente actualizado gratis!

Recibe en tu correo los últimos artículos y vídeos sobre nutrición y salud, recetas y menús saludables. Un máximo de 2 e-mails al mes con información útil y práctica.

Tu información no es compartida con terceros

DEJAR UNA RESPUESTA